Hyvia pondrá en el mercado sus tres vehículos industriales Renault a hidrógeno y estaciones de repostaje rápido en 2022

HYVIA nació en junio como una empresa conjunta entre Renault y Plug Power para avanzar por la vía rápida hacia la consecución de una oferta de vehículos industriales ligeros. Así ha sido, en el plazo de 200 días se han presentado tres prototipos basados en Master: primero vino el Renault Master Van H2-TECH, después llegaron los Renault Master Chasis Cabina H2-TECH y Renault Master City Bus H2-TECH.

Se trata de versiones furgón, chasis cabina y minibús, respectivamente. Además de las diferencias obvias en carrocería, se distinguen por la capacidad de sus depósitos de hidrógeno, ya que la pila de combustible es común a los tres y tiene 30 kW de potencia. Las versiones de carga funcionan con hidrógeno a 700 bares de presión, mientras que el minibús se apaña con 350 bares.

Los tres vehículos saldrán de la fábrica francesa de Batilly, como cualquier Master. La producción de las pilas de combustible de hidrógeno y las estaciones de recarga se producirán en la Refactory de Flins. De cara al lanzamiento comercial el año que viene, HYVIA declara estar en conversaciones con operadores de flotas y administraciones locales que quieran dar el salto al hidrógeno. En Francia las ayudas son muy generosas y actúan como acicate.

A estos primeros clientes y pioneros HYVIA les aportará los vehículos y las estaciones de recarga. El origen del hidrógeno será «verde», es decir, producido por HYVIA con energía renovables para no aportar más emisiones de carbono a la atmósfera. En teoría, es una solución «llave en mano». Según la empresa, sus estaciones de recarga rápida pueden llenar los tanques en menos de 5 minutos.

De momento las aplicaciones posibles de los vehículos de HYVIA se ciñen al ámbito local. La versión furgón puede recorrer hasta 500 kilómetros con 6 kilos de hidrógeno, pero los chasis-cabina y minibús se mueven sobre los 250-300 km con una carga de hidrógeno inferior, 3 kg a 700 bares y 4,5 kg a 350 bares, respectivamente.

En una siguiente fase será más fácil ver fuera de Francia los vehículos de HYVIA, según vayan siendo interesantes las subvenciones locales, regionales o nacionales para dar el salto. Como alternativa está el Master E-Tech eléctrico, pero su autonomía es notoriamente más reducida, 120 kilómetros «reales», quedándose en 80 km en condiciones exigentes (mucha carga, tráfico denso o condiciones invernales). Así que el que prefiera cero emisiones y mayor autonomía lo tiene fácil: mejor a hidrógeno.

Compártelo: