Irizar y CAF, dos compañías y dos poblaciones españolas, compiten por el liderato internacional de la movilidad eléctrica

Mientras que ciudades europeas como Moscú están apostando de verdad por el transporte público limpio y cero emisiones, gracias a una flota de autobuses eléctricos que están a punto de llegar las 1.000 unidades en activo, dos localidades vecinas españolas marcan tendencia a nivel internacional es este sector.

La capital europea que tienen el mayor número de coches compartidos del continente hace tres años que se sumó a la movilidad eléctrica de masas, con la llegada de una nueva remesa de autobuses eléctricos realizados por el fabricante Kamaz. Moscú marca tendencia pero desde España dos productores a escasos kilómetros unos de otros, compiten por un puesto en el mercado global de los autobuses eléctricos.

A una distancia de menos de 10 kilómetros a vista de pájaro, en España surgen dos empresas que son my respetadas internacionalmente.

Dos competidores en España

A un lado del ring se sitúa la conocida firma Irizar, mientras que la filial de CAF; Solaris, se ubica en la localidad vecina, ambas en el interior de la provincia de Guipúzcoa.

Estas dos pequeñas localidades se disputan un puesto de honor en el negocio del transporte cero emisiones y la movilidad urbana pública eléctrica.

Entre estas dos compañías vecinas pero enfrentadas en su conquista del mercado, se reparten el 25% de las ventas del creciente mercado de la movilidad eléctrica del viejo continente.

Descarbonización del transporte

Como hace años indicó un estudio publicado por Bloomberg NEF, «por cada 1.000 autobuses eléctricos circulando por las calles de las ciudades se dejan de usar unos 500 barriles de petróleo cada día«.

Los datos son tan contundentes que no hay duda que la movilidad eléctrica de las flotas de autobuses contribuyen de manera determinante a cumplir con los objetivos de descarbonización de ciudades y enteras naciones.

La apuesta de la industria por este segmento demuestra que las inversiones adecuadas y la competitividad en un sector pujante como el de los autobuses eléctricos, tienen un impacto positivo y determinante en la economía y la sociedad.

Los datos aportados por el diario La Información, ponen de maifiesto las ventajas de una apuesta decidida por la tecnología que permite la descarbonización.

«En Beasain, con 13.938 habitantes y sede de CAF, la tasa de paro es inferior al 7%. Al igual que en Ormaiztegui, cuna de Irizar, donde apenas 40 de sus 1.258 habitantes engrosan las listas del desempleo en el momento actual. Esto contribuye a que todos los años figuren estos nombres entre los municipios de mayor renta ‘per cápita’ de toda España«, escribe Iñaki Etxarri en su noticia.

Más mercado más ventas

Irizar es un exponente de que en España y Europa, se puede plantar cara a la tecnología china y sus marcas, ofreciendo productos de calidad frente a la invasión de productos asiáticos.

En septiembre de este año, Irizar suministró otros 30 autobuses eléctricos a Madrid, que electrifica la línea 41 de la EMT.

Estos se sumaban a los existentes para alcanzar un total de 85 los vehículos cero emisiones. Pocos comparados con los 900 en funcionamiento de Moscú, pero un paso adelante.

Pero 2021 ha sido muy bueno para el grupo Irizar, en julio cerraron pedidos de 113 autobuses eléctricos para la ciudad de París.

La presencia de la empresa española es fuerte en el país vecino con muchos de sus vehículos circulando por Marsella, Orleans, Estrasburgo, o Bayona.

Por su parte el poderoso grupo CAF, a finales de noviembre, ha sido elegido por la belga Opérateur de Transport de Wallonie (OTW), como proveedor de 161 autobuses, aunque en esta ocasión son híbridos.

El pasado mes de noviembre, CAF ha firmado tres pedidos de autobuses, esta vez 100% eléctricos dentro del viejo continente.

La firma del norte de España entregará 14 unidades de 24 metros para la ciudad danesa de Aalborg, 30 Génova (Italia) y 24 autobuses eléctricos en Barcelona.

Compártelo: