Los Supercargadores de Tesla elevan sus precios por la subida de la electricidad

Que la subida de la electricidad sea noticia empieza a no serlo, hasta que vemos las consecuencias. Una de ellas es el incremento del coste de la recarga de los coches eléctricos, aunque repostar a los térmicos también es más caro. Y como todo sube, los Supercargadores de Tesla también han elevado unos céntimos los precios de la recarga para aquellos que han agotado su saldo «a cuenta de la casa».

La subida va de los 3 céntimos de Francia (0,37 a 0,4 euros/kWh) a los 7 céntimos en España (0,29 a 0,36 euros/kWh). Otros precios que podemos citar son Italia, a 0,44 euros/kWh, Holanda con 0,28 euros/kWh o Alemania a 0,45 euros/kWh. La subida es variable y depende del sistema eléctrico de cada país. Los más dependientes del gas y el carbón reflejan incrementos de precio superiores.

Algunos Supercargadores españoles están a 0,37 euros/kWh. Una recarga de 50 kWh tendría un coste de 18,5 euros, que para un eléctrico es relativamente caro, pero es competitivo con echar gasolina en modelos que no tengan mucha sed. Si hablamos de coches de gasolina con prestaciones tipo Tesla, a partir de un 2.0 Turbo, el eléctrico sigue costando menos.

Por lo tanto, los Supercargadores ya tienen un precio superior a la recarga en IONITY en su modalidad Passport, que es la de los usuarios frecuentes pagan a 0,35 euros/kWh -implica una cuota de 17,99 euros al mes durante mínimo un año-, y los no frecuentes recargarán a 0,825 euros/kWh sin tarifa Passport. La recarga ultrarrápida en Iberdrola está a prácticamente lo mismo, 0,4 euros/kWh, como Easycharger.

Lo más barato sigue y seguirá siendo per saecula saeculorum recargar en casa en corriente alterna, con la tarifa más ventajosa, y en horario valle. La recarga ultrarrápida, por contra, siempre tendrá un coste más elevado porque la infraestructura hay que mantenerla y porque normalmente no se puede esperar uno a que la electricidad esté tocando mínimos.

Compártelo: