Mercedes-Benz aumenta la autonomía de eVito un 70% tras tres años en el mercado

Era un clamor de la clientela: ¡más autonomía para eVito! Mercedes-Benz acabó tomando nota, aunque le ha llevado su tiempo. La versión comercial panelada recibe el mismo pack de baterías que eVito Tourer y EQV –en sus versiones básicas-, por lo que la autonomía aumenta en un 70%. Ahora, según ciclo WLTP, puede recorrer entre 242 y 314 kilómetros (antes, 150 km) con 66 kWh brutos y 60 kWh utilizables. La plataforma admite hasta 100 kWh brutos en EQV y eVito Tourer.

El modelo de 2018 –que llegó a España al año siguiente, pese a producirse en Vitoria-, mantiene el mismo conjunto propulsor de 85 kW/116 CV y 360 Nm de par máximo. Ahora puede recargar hasta 11 kW en corriente alterna con su cargador integrado, y en corriente continua puede admitir 50 kW de serie, 80 kW opcionalmente, mediante CCS. En el mejor caso, carga del 10 al 80% en solo 35 minutos, de serie se va a 50 minutos.

La nueva versión incorpora también levas detrás del volante para ajustar el nivel de retención eléctrica, desde el programa sin retención hasta el de máxima recuperación de energía. En su equipamiento se incluyen los asistentes básicos de seguridad, volante con mandos auxiliares, llantas de 17″ o asiento calefactado para conductor.

Se encuentra disponible con dos longitudes, la corta -5.140 mm- y la larga -5.370 mm-, siendo el volumen máximo de carga de 6 a 6,6 metros cúbicos. No pierde capacidad respecto a una Vito diésel. La velocidad máxima está limitada a 80 km/h, pero puede subirse a 100 o 120 km/h opcionalmente. Ya no hace falta comprar una eVito Tourer y vaciarla -para ser N1- para beneficiarse de la autonomía extra.

La versión de baterías de menor capacidad, 35 kWh, seguirá disponible para aquellos operadores que no necesiten tanta capacidad y se puedan circunscribir al ámbito urbano. La capacidad interior es la misma, solo que la recarga sigue limitada a 7,4 kW en monofásica, y sin posibilidad de recarga rápida.

Todavía no conocemos los precios para el mercado español ni el alemán. Mercedes-Benz tendrá en cuenta a buen seguro que va teniendo cada vez más competencia en el segmento de los comerciales ligeros de tallaje medio, donde Stellantis se lleva la mayor parte del pastel en Europa.

Compártelo: