Primera imagen del Polestar 3, un SUV eléctrico de carácter deportivo con el que Volvo quiere plantar cara a Porsche

Polestar, la marca deportiva de Volvo, ha lanzado la primera imagen oficial de su próximo modelo, el Polestar 3, el cual todavía se muestra camuflado a pesar de que su debut está muy próximo. Este ambicioso automóvil eléctrico se convertirá en el primer SUV de Polestar, así como en el primer modelo de la marca producido en Estados Unidos, pues se ensamblará en la planta que tiene Volvo en Charleston, Carolina del Sur.

«Construiremos en Estados Unidos para los estadounidenses. Está previsto que el Polestar 3 se lance en 2022 como un SUV premium y eléctrico de alto rendimiento que definirá el aspecto de los SUV en la era eléctrica. También será el primer vehículo de Polestar que se construirá en Estados Unidos», explica Thomas Ingenlath, director ejecutivo de Polestar.

«No somos una empresa virtual que espera construir fábricas y vender automóviles; somos una empresa real que ya fabrica y vende coches en todo el mundo. Nuestros dos galardonados modelos están en la carretera en 14 mercados a nivel mundial y esperamos que nuestro volumen de ventas global alcance alrededor de 29.000 vehículos este año». Polestar quiere multiplicar sus ventas por diez en los próximos años, llegando a las 290.000 unidades anuales para 2025.

El Polestar 3 será hermano del próximo Volvo XC90 Recharge, si bien contará con trenes motrices más potentes; además, el Volvo estará disponible con hasta tres filas de asientos, mientras que el Polestar se ofrecerá solo con dos. Dicho de otra forma, el Polestar 3 será al Volvo XC90 Recharge lo que el Porsche Cayenne al Audi Q7.

El Polestar 3 se fabricará en Estados Unidos

La firma sueca ha confirmado que el Polestar 3 incluirá de serie un sensor LiDAR de Luminar y una CPU con el SoC NVIDIA Drive Orin, lo que permitirá que con el tiempo ofrezca un sistema de conducción autónoma avanzado. De nuevo, esta tecnología será compartida con el Volvo XC90 Recharge, que incluirá todo este hardware de fábrica.

Al contrario que los Polestar 1 y Polestar 2, que son diseños de origen Volvo adaptados (el Polestar 1 se basa en el Volvo Concept Coupé de 2013, mientras que el Polestar 2 es la versión de producción del Volvo Concept 40.2 de 2016), el Polestar 3 es un modelo con identidad propia que marca distancias con su matriz a través de un lenguaje estético específico.

Sus líneas beberán del prototipo Polestar Precept. Entre otras cosas, destacará por contar con unos grupos ópticos en forma de T, una parrilla reducida a su mínima expresión, una línea de cintura ascendente y unos «hombros» muy marcados. Es de esperar que, al igual que el Polestar 2, ofrezca un sistema de infoentretenimiento basado en el sistema operativo Android Automotive OS.

Relacionadas | ¿Cómo será el Volvo XC90 Recharge, el buque insignia eléctrico que llegará en 2022?

Compártelo: