Primeras imágenes oficiales del BMW i7 durante sus test de invierno

BMW ha compartido las primeras imágenes oficiales del i7, su nueva berlina de representación eléctrica. Se espera que este modelo, que todavía luce un denso camuflaje que esconde sus líneas maestras, se presente en algún momento del año que viene, convirtiéndose en el buque insignia de la gama eléctrica «i» del fabricante alemán.

El i7 derivará directamente del Serie 7 de próxima generación. Ubicado en el segmento F (berlinas de representación), este colosal sedán eléctrico tendrá que plantar cara a modelos como el Lucid Air o el Mercedes-Benz EQS, dos de los coches eléctricos con mayor autonomía del panorama actual (837 km EPA y 784 km WLTP respectivamente).

De acuerdo con los datos preliminares manejados por la firma bávara, el consumo combinado del i7 bajo el ciclo WLTP será de 19,5-22,5 kWh/100 km. Actualmente, las pruebas dinámicas de conducción se están llevando a cabo en las instalaciones que tiene la compañía en Arjeplog, Suecia, a pocos kilómetros del círculo polar ártico.

Este programa de pruebas permitirá a los ingenieros testar los sistemas de tracción y suspensión sobre superficies heladas. De acuerdo con BMW, «los componentes de la suspensión, los sistemas de dirección y de frenado, así como los de dinámica de conducción y de estabilidad desarrollados para la futura generación del BMW Serie 7 están diseñados para elevar a un nivel superior el equilibrio entre la deportividad y el confort de marcha tan típico de las berlinas de lujo de la marca».

El BMW i7 será la versión eléctrica del Serie 7

Dicho de otra forma, tanto el Serie 7 como el i7 seguirán disfrutando de un comportamiento dinámico orientado a la deportividad a pesar de sus dimensiones y elevado peso. Además, el programa de invierno también está sirviendo para evaluar el rendimiento del sistema de propulsión eléctrico del i7 (motor, batería de alto voltaje, sistema de regulación de la temperatura, electrónica de potencia, tecnología de carga…).

Aunque como hemos indicado el vehículo sigue estando camuflado, las imágenes compartidas por BMW nos permiten hacernos una idea aproximada de las principales claves de su diseño. Para empezar, los grupos ópticos estarán distribuidos a dos alturas, disposición inédita dentro de la marca (aunque bastante popular en otras como Citroën).

La parrilla (en el caso del i7 cegada) tendrá unas dimensiones algo más contenidas que en el Serie 7 actual, mientras que la silueta apostará por unas proporciones más clásicas y elegantes, aunque no exentas de cierta deportividad. Los pilotos todavía no son los definitivos, si bien podemos dar por hecho que seguirá apostándose por una firma lumínica en forma de L.

Relacionadas | BMW Concept XM: un radical SUV híbrido enchufable con 80 kilómetros de autonomía eléctrica

Compártelo: