SHiE abrirá una hidrolinera en Aragón, la primera abierta al público de España

La infraestructura de repostaje de hidrógeno en nuestro país es prácticamente inexistente y se ciñe a la actividad de unas pocas empresas en puntos muy concretos. Eso va a ir cambiando debido a la Hoja de Ruta del Hidrógeno que ha establecido el Gobierno de España, y porque es necesario incorporar el hidrógeno a la estrategia de descarbonización.

Las empresas Arpa Equipos Móviles de Campaña y el Grupo Zoilo Ríos han creado SHiE (de Servicios de Hidrógeno Energético), compañía que tendrá una doble finalidad. Por un lado, será una hidrogenera, producirá hidrógeno verde -de forma sostenible- usando energía renovable en La Muela (Zaragoza). Por otro lado, tendrá una hidrolinera en la EESS El Cisne 1, en el kilómetro 309 de la autovía A-2 entre Madrid y Zaragoza. Será la primera de uso público en España, ¿o es la segunda? La respuesta merece mirar antecedentes.

Se trata del primer proyecto de hidrógeno verde de Aragón

Al empezar el año contábamos con cinco puntos de repostaje de hidrógeno de uso privado, a 350 bares, y una flota de tan solo 14 coches, 12 Toyota y 2 Hyundai, y ninguno está en mano de particulares. Al finalizar enero se añadió la EESS San Antonio en Manoteras (Madrid), la primera que sirve el hidrógeno a 700 bares en España y «abierta al público». Bueno, habría que matizar que es un público muy muy reducido, básicamente todo el que haya autorizado previamente Toyota España y sus socios industriales.

Toyota España ha aportado dos Mirai de primera generación para apoyar el proyecto

Las instalaciones de la EESS El Cisne 1 estarán abiertas a cualquiera que se pase por ahí con un vehículo que funcione a hidrógeno, que de momento no serán muchos, y sin necesidad de solicitar autorización previa a nadie. Dicha EESS pertenece al Grupo Zoilo Ríos, mientras que las instalaciones de producción en La Muela son de Arpa.

De momento SHiE contará con un par de Toyota Mirai de primera generación que ha cedido Toyota España. Dadas sus matrículas, 8578 LTT y 6949 LTT, no forman parte del grupo de 12 Mirai que había al empezar el año, y como el Mirai de primera generación ya no se fabrica desde 2020, seguramente son unidades que vienen de otro país europeo y ya tengan algunos kilómetros. Ambas placas son muy, muy frescas. De hecho, son del pasado noviembre.

La apertura de la hidrolinera de Zaragoza abre la puerta a que los taxistas maños contemplen como posibilidad el incorporar algún coche propulsado por hidrógeno a sus filas, aunque teniendo en cuenta el precio de un Toyota Mirai o un Hyundai Nexo, incluso con ayudas, tendrán tiempo para pensárselo. También tendrá algo de lógica para administraciones públicas que se añada algún vehículo de hidrógeno a su flota. Aragón ya hizo pruebas piloto con autobuses de pila de combustible de hidrógeno durante la Expo de 2008.

Compártelo: