Tesla y su Giga Press crean tendencia: cada vez más fabricantes quieren producir automóviles a partir de grandes piezas de fundición

El Model Y es probablemente la apuesta más ambiciosa de Tesla hasta el momento, más incluso que el pionero Model S, que el popular Model 3 o que la vanguardista Cybertruck. Según las previsiones de la propia marca, el todocamino terminará convirtiéndose en su modelo más vendido a nivel global, superando las ventas combinadas de los Model S, Model X y Model 3.

Por ese motivo, la compañía lo fabricará en cuatro factorías diferentes: además de Fremont (Estados Unidos) y Giga Shanghái (China), ya operativas, a finales de este año o principios del que viene se unirán Giga Austin (Estados Unidos) y Giga Berlín (Europa), las cuales permitirán a la empresa incrementar notablemente su capacidad de producción.

Sin embargo, el Model Y también será un hito para Tesla por otro motivo, pues supondrá toda una revolución a nivel productivo: mientras que el bastidor trasero del Model 3 está compuesto por setenta piezas de acero estampado soldadas entre sí, en el Model Y esta misma estructura está formada por una única pieza de fundición de grandes dimensiones.

Para lograr este avance, Tesla ha empleado una máquina de fundición gigante, la cual ha sido bautizada como Giga Press. Se espera que los Model Y producidos en Austin y Berlín vayan un paso más allá, adoptando esta solución en los bastidores delantero y central. La primera unidad de este tipo se produjo el mes pasado en Texas.

La industria china está muy interesada en el enfoque de Tesla

Construir carrocerías completas con unas pocas piezas de gran tamaño permitirá a Tesla simplificar la producción, agilizando la cadencia de la línea de montaje y reduciendo los costes de fabricación del vehículo. Además, también conllevará una reducción de peso, lo que repercutirá directamente en la eficiencia y por ende en la autonomía.

A pesar de los recelos de parte de la industria, este enfoque aparentemente será seguido a corto plazo por otros fabricantes de automóviles. Así, un informe publicado por la prensa estadounidense señala que varias marcas chinas están trabajando para implementar esta solución el año que viene. Esto ha sido confirmado por Liu Siong Song, fundador de LK Technology, empresa con la que Tesla se ha asociado para desarrollar dicha tecnología.

«Además de Tesla, LK suministrará máquinas de fundición gigantes similares a seis empresas chinas a principios de 2022 a medida que más fabricantes de automóviles adoptan la forma de fabricar automóviles de Tesla. A pesar de todo el progreso de China, todavía le queda un largo camino por recorrer. LK espera entregar los mismos tipos de máquinas de fundición a muchas empresas chinas en los próximos dos años. Pero algunas de esas empresas están luchando por encontrar diseñadores de automóviles del tipo y talento que Tesla tiene en abundancia. Sin los diseños, LK no puede entregar las máquinas».

Fuente | The New York Times

Relacionadas | Elon Musk confirma que la Tesla Cybertruck tendrá un volante «yoke» como los Model S y Model X

Compártelo: