Toyota montará sus baterías de electrolito sólido primero en sus modelos híbridos

A pesar de que Toyota ha sido (y todavía es) uno de los fabricantes más reacios a apostar con decisión por el coche eléctrico a baterías, la marca japonesa también fue una de las primeras en invertir en la tecnología del electrolito sólido, que es considerada por la mayoría de expertos como el futuro de la industria automovilística.

Este tipo de celdas cuentan con una estabilidad térmica mucho más elevada que las de electrolito líquido tan comunes en la actualidad, lo que las hace más seguras y les da un mejor rendimiento tanto a altas como a bajas temperaturas, haciendo innecesaria la instalación de un sistema de refrigeración para el pack (lo que reduce los costes productivos).

Esta tecnología se caracteriza además por ofrecer una densidad energética superior, lo que permite desarrollar vehículos eléctricos con autonomías más amplias. Por otro lado, estas baterías también se cargan más rápido que las de iones de litio convencionales, lo que permitirá estandarizar tiempos de carga ultra-rápidos.

A pesar de que la mayoría de fabricantes se han enfocado en su uso en vehículos 100% eléctricos, Toyota ha confirmado durante la presentación de su plan estratégico para Europa que sus modelos híbridos serán los primeros en beneficiarse de esta solución, la cual llegará algo más tarde a su gama de vehículos cero emisiones.

Toyota comenzará a producir baterías de electrolito sólido a mediados de la década

Aparentemente, esta decisión respondería al hecho de que los híbridos necesitan una cantidad de baterías muy inferior a los eléctricos puros: dado que inicialmente la capacidad de producción de Toyota será limitada, priorizará su despliegue en este tipo de modelos e irá escalando de forma gradual su output.

Toyota afirma que, una vez las baterías de electrolito sólido lleguen a sus modelos eléctricos, se lograrán autonomías más amplias y tiempos de carga reducidos. Aunque todavía no está claro qué modelo se encargará de estrenarlas a mediados de esta década, es muy probable que el encargado sea un vehículo de Lexus, la marca premium del grupo.

Fuente | Carscoops

Relacionadas | Toyota Europa admite que los coches de hidrógeno seguirán siendo minoritarios en 2030 y sopesa mantener sus modelos térmicos tras 2035

Compártelo: