Volkswagen actualizará el habitáculo del ID.3 con una pantalla táctil más grande y mejores acabados

El Volkswagen ID.3 es actualmente el coche eléctrico más vendido de la compañía en el mercado europeo. A pesar de que a nivel mundial la punta de lanza de la familia cero emisiones de Volkswagen es el SUV ID.4, más adaptado a los gustos de los consumidores chinos y estadounidenses, en el viejo continente los hatchbacks continúan siendo los reyes de las listas de ventas.

Entre enero y octubre de este año, Volkswagen ha vendido 57.394 unidades del ID.3 en Europa, por lo que se ha situado como el segundo coche eléctrico más vendido del mercado tras el Tesla Model 3, que ha logrado despachar en el mismo periodo la friolera de 101.453 unidades. Por lo tanto, el compacto alemán puede ser calificado sin paliativos como un éxito comercial.

Sin embargo, no es ningún secreto que el ID.3 no termina de satisfacer las exigencias de parte de la clientela de Volkswagen, y es que el modelo ha recibido numerosas críticas por la baja calidad percibida de su habitáculo, que abusa de los plásticos duros y tiene un aspecto en líneas generales más pobre de lo que los usuarios esperan en un vehículo de su precio.

Aunque esto ha sido solucionado parcialmente con el lanzamiento de su mellizo, el CUPRA Born, que hace gala de un interior más cuidado y cualitativo, lo cierto es que en Volkswagen son conscientes de que su eléctrico estrella necesita una actualización que lo ponga a la altura de su equivalente térmico, el siempre popular Golf.

Volkswagen prepara un ID.3 GTX

Así, el mes que viene el ID.3 recibirá el sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de 12 pulgadas ya visto en el Born (hasta ahora el Volkswagen equipaba un display de 10 pulgadas); además, el control háptico del climatizador se iluminará para que sea más fácil de ver por la noche. Por otro lado, también se añadirán materiales y tapicerías de mayor calidad.

Sin embargo, esto es solo el preludio de una actualización más profunda prevista para principios de 2023, la cual traerá consigo un diseño exterior renovado y un habitáculo con cambios más profundos. Además, este restyling llegará acompañado de la variante deportiva GTX, la cual se basará en el prototipo ID.X Concept presentado hace unos meses.

El ID.X Concept mantenía la batería de 77 kWh del ID.3 Pro S; sin embargo, añadía un segundo propulsor en el eje delantero que le daba una potencia de 333 CV (245 kW) y tracción total, lo que le permitía rebajar el 0 a 100 km/h a apenas 5,3 segundos. Sin embargo, es muy probable que el modelo definitivo se quede en 299 CV (220 kW), como ya ocurre en los ID.4 GTX e ID.5 GTX. Con esta versión, el ID.3 se situará a la altura de los Golf GTI Clubsport (300 CV) y Golf R (320 CV).

Fuente | AUTOBILD

Relacionadas | Volkswagen podría fabricar descapotables eléctricos en Osnabrück

Compártelo: