Volkswagen soluciona su crisis interna: Herbert Diess seguirá siendo CEO, pero verá sus poderes reducidos

A pesar de sus desavenencias con el poderoso comité de empresa del Grupo Volkswagen, finalmente todo parece indicar que Herbert Diess seguirá siendo director ejecutivo de la compañía, algo que posiblemente tenga que agradecerle al apoyo de las familias Piëch y Porsche, principales accionistas del fabricante de automóviles alemán.

Como los lectores recordarán, la mitad del consejo de empresa del Grupo Volkswagen está formada por representantes de los trabajadores. Las fricciones entre Diess y dicho órgano, que se encarga de aprobar las decisiones estratégicas del grupo, surgieron a raíz del modelo de gestión seguido en los últimos tiempos por el ejecutivo.

Las principales críticas se debieron al estilo de comunicación adoptado por Diess, más centrado en incrementar el valor bursátil del Grupo Volkswagen que en proteger los intereses de sus empleados. Esta estrategia, similar a la seguida por Elon Musk en Tesla (fabricante que es citado constantemente por Diess como el rival a batir en la carrera del coche eléctrico), no ha sido bien recibida por parte de los sindicatos.

El punto de inflexión lo marcaron unas declaraciones realizadas por Diess a la prensa en las cuales señalaba que la compañía tendría que incrementar su productividad o, de lo contrario, se podrían perder hasta 30.000 puestos de trabajo en Alemania. Daniela Cavallo, directora del comité de empresa de Volkswagen, fue una de las primeras voces en levantarse contra el directivo.

Herbert Diess se encargará de definir la estrategia del Grupo Volkswagen

Entre otras cosas, Cavallo pidió a Diess que se centrara en resolver la actual escasez de chips que sufre la compañía, señalando que fabricantes como BMW o Tesla estaban superando la crisis de forma mucho más rápida. «Ustedes nos proveen frecuentemente de buenas fotografías de sus viajes, pero desafortunadamente todavía no de semiconductores».

A pesar de que a priori parecía que el comité de empresa lograría forzar la destitución de Diess, finalmente la crisis se habría resuelto gracias a las negociaciones lideradas por el presidente de la junta de supervisión de Volkswagen, Hans Dieter Pötsch. Sin embargo, Diess no saldrá indemne, pues verá sus poderes limitados.

Aparentemente, el acuerdo establece que Diess se concentrará en la estrategia del grupo, mientras que el máximo responsable de la marca Volkswagen, Ralf Brandstätter, se convertirá en miembro del consejo de administración y pasará a ser responsable de las marcas de gran difusión de la compañía (Volkswagen, Skoda y SEAT).

Fuente | Reuters

Relacionadas | Volkswagen actualizará el habitáculo del ID.3 con una pantalla táctil más grande y mejores acabados

Compártelo: