Volkswagen también comprará litio sostenible a Vulcan Energy, y se alía con Umicore y 24M Technologies para fabricar baterías

Volkswagen terminará la década con seis gigafactorías que produzcan baterías en masa para su gama de vehículos eléctricos, y eso solo en Europa. Para ello ha firmado acuerdos estratégicos con tres empresas del sector, empezando por la materia prima: litio. El proveedor Vulcan Energy suministrará el oro blanco a Volkswagen a partir de 2026, siendo los detalles del contrato confidenciales. El acuerdo es por cinco años, pero se define como «a largo plazo».

Este proveedor utiliza energía geotérmica para poder producir simultáneamente energía y litio sin emisiones de carbono, aprovechando el calor subterráneo y las particulares aguas subterráneas de la zona del valle del Alto Rin. Es el mayor recurso natural de litio en Europa, y Vulcan asegura que no hace falta ni energía fósil ni grandes extensiones para evaporar el agua.

Tanto Renault como Stellantis han firmado acuerdos de suministro para 2026 en adelante con Vulcan Energy. Los franceses han firmado un acuerdo de 26.000 a 32.000 toneladas al año, mientras que Stellantis necesitará bastante más, 81.000 a 99.000 toneladas al año. Probablemente el pedido de Volkswagen sea aún más grande, ya que su posición en el mercado europeo está por delante de Stellantis, pese al sorpasso puntual de octubre.

Volkswagen quiere tener controlada toda la cadena de valor de las baterías

Obtener el litio es el primer paso, la minería. En el segundo escalón de la cadena de valor tenemos los materiales necesarios para componer las celdas, la electroquímica. Aquí entra en juego el acuerdo firmado con Umicore, ambas compañías formarán una empresa conjunta –joint-venture– para la producción de componentes como precursores y cátodos.

De ahí nos vamos al tercer paso, producción de celdas de batería. La capacidad de producción inicial de la JV será de 20 GWh de celdas para la planta de baterías de Volkswagen en Salzgitter (Alemania). Cuando culmine la década, Volkswagen prevé una producción de celdas de 160 GWh al año, suficientes para equipar a más de 2,2 millones de vehículos eléctricos.

El tercer acuerdo suscrito es con la empresa 24M Technologies, que recibirá inversión por parte de Volkswagen. Esta empresa mejora la técnica de revestimiento seco, que evita la corrosión, el deterioro de las celdas y falsos contactos. Es la tecnología de litio SemiSolid™, que afirman reduce los costes de las baterías -optimizando su producción- a la vez que mejora su seguridad, fiabilidad y rendimiento.

Sumario de las tres alianzas estratégicas de Volkswagen AG

El cuarto paso es la fabricación de automóviles. Volkswagen ahora mismo tiene dos fábricas dedicadas en exclusiva a la producción de vehículos 100% eléctricos, Dresde y Zwickau, además de las que producen híbridos enchufables, como pueden ser Wolfsburgo o Martorell. De forma progresiva Volkswagen irá jubilando sus gamas de producto de plataformas mixtas y las fábricas se irán adaptando a producir exclusivamente modelos eléctricos.

¿Y qué hay del reciclaje? Es el quinto y último paso, que cierra la cadena de valor y la convierte en un ciclo cerrado, o como diría Mufasa, el ciclo de la vida [de las baterías]. En una etapa posterior de la colaboración con Umicore, este aspecto podría ser implementado para la recuperación de celdas fuera de uso para volver a obtener materiales para celdas nuevas. Por otro lado, la colaboración con 24M también abarca un reciclaje más eficiente.

En cuestión de relativamente poco tiempo Volkswagen pasa de ser un fabricante que depende totalmente de terceros para desarrollar la electromovilidad, a ser uno que se lo guisa y se lo come casi todo por su cuenta, delegando toda la producción de celdas a una de sus divisiones y reduciendo su dependencia de empresas externas. Ahora mismo se encuentra a medio camino.

Compártelo: