Volta Charging, la red que ofrece recargas gratis a los coches eléctricos, llega a Europa

Uno de los atractivos del coche eléctrico es la posibilidad de recargar gratis de vez en cuando en algún cargador de titularidad pública o privada, ya que la gasolina y el gasóleo no se suelen regalar. Y aunque las redes de recarga de pago están creciendo mucho más rápido, existe una alternativa, la de recargas patrocinadas y/o sin coste para el usuario. Es el modelo de negocio de Volta Charging.

La empresa estadounidense está expandiendo su actividad al mercado europeo, tal y como se anunció ayer, y los primeros países donde veremos cargadores suyos serán Alemania, Austria, Francia y Suiza. Volta Charging cobra a los anunciantes para colocar anuncios en sus MUPI con cargadores para vehículos eléctricos.

Si bien la facturación de la empresa ha aumentado durante los tres primeros trimestres del año en un 80%, sigue sin ser todavía un negocio rentable, ya que Volta Charging no gana dinero. En Estados Unidos disponen de 2.300 a 2.500 cargadores patrocinados, y otros 1.300 están a la espera de obtener los permisos correspondientes.

Puntos de recarga de Volta Charging en unos almacenes Kohl’s en Stafford (Virgina, EEUU)

El comunicado de Volta Charging no da cifras acerca del despliegue europeo, solo los países en los que comenzará a operar. Sí sabemos que tendrán equipos trabajado en Berlín y París para gestionar los permisos para instalar los cargadores, relaciones comerciales, negociar con proveedores de electricidad, realizar estudios de mercado, etc. En el mapa ya figuran dos cargadores en Berlín, concretamente en Mariendorfer Damm, donde tienen sus oficinas.

La labor de Volta Charging es vender un beneficio a las tres partes, anunciantes, propietarios del terreno y conductores. Los primeros quieren que su publicidad pueda tener un impacto que se traduzca en ventas de bienes y servicios, los segundos buscan enriquecer y rentabilizar sus activos, y los últimos básicamente quieren recorrer kilómetros gratuitamente.

Volta Charging tiene cargadores lentos (7-10 kW) y rápidos (50-60 kW), para activarlos basta con una aplicación móvil y tener asociada una tarjeta bancaria por si se incurre en algún coste. Gracias a la publicidad, la recarga puede ser gratuita o más barata de lo habitual. Sus cargadores se ubican en zonas comerciales, así que no son una solución para viajar a larga distancia gratis.

Compártelo: