Volvo Embla: este podría ser el nombre del coche eléctrico que sustituirá al XC90

Volvo se encuentra inmersa en la que probablemente sea la mayor transformación en toda su historia como fabricante de automóviles. La firma premium de origen sueco, en manos del grupo chino Geely desde hace más de una década, tiene como objetivo pasar a vender exclusivamente vehículos 100% eléctricos de cara al año 2030.

Esta rápida transición a la movilidad eléctrica llegará acompañada de un nuevo modelo de venta, que pasará a ser directa y online. Sin embargo, Volvo afirma que este movimiento no supondrá el cierre de ninguno de sus concesionarios, que se transformarán en centros de exposición, pruebas y servicio técnico.

En paralelo, su marca deportiva Polestar sigue creciendo a buen ritmo: para finales del año que viene la joven firma tendrá presencia en treinta mercados (incluido el español); además, entre 2022 y 2024 lanzará tres nuevos modelos eléctricos (Polestar 3, Polestar 4 y Polestar 5) para complementar al actual Polestar 2, conformando una gama lo suficientemente sólida como para plantar cara a pesos pesados como Porsche.

Para reflejar los enormes cambios que experimentará a lo largo de esta década, Volvo ha decidido abandonar el sistema de nomenclaturas alfanumérico utilizado hasta el momento para bautizar a sus automóviles. El primer modelo en romper con esta tradición será el sustituto del XC90, que contará con versiones 100% eléctricas.

El Volvo Embla tendrá un hermano deportivo, el Polestar 3

Hakan Samuelsson, director ejecutivo de Volvo, ha confirmado que el nombre del sustituto del XC90 comenzará por una vocal. Dado que en los últimos cuatro años la única denominación registrada por la marca que comienza por una vocal es «Embla», entendemos que esta será la nomenclatura elegida para bautizar al nuevo buque insignia de la compañía.

Embla hace referencia al nombre de la primera mujer creada por los dioses en la mitología nórdica; por lo tanto, será un homenaje a las raíces escandinavas de la marca. Esto nos podría dar una pista de las futuras denominaciones que empleará Volvo, que podrían beber de la tradición sueca y rendir homenaje a los mitos nórdicos (de hecho, la firma lumínica empleada actualmente en sus vehículos se llama «martillo de Thor»).

El Volvo Embla se asentará sobre la plataforma SPA2, una evolución de la SPA del XC90. Esta arquitectura modular permitirá a la empresa ofrecer trenes motrices térmicos, híbridos enchufables y 100% eléctricos. Su estética se inspirará en el prototipo Concept Recharge, por lo que será un crossover a caballo entre un station wagon y un SUV al uso. Además, estará disponible en versiones de hasta siete plazas.

Se espera que, entre otras cosas, el Volvo Embla cuente con un avanzado sistema de infoentretenimiento dotado del sistema operativo Android Automotive OS. Además, incorporará de serie un sensor LiDAR de origen Luminar, así como una CPU con el SoC NVIDIA Drive Orin, lo que le permitirá disfrutar de un completo arsenal de asistentes de conducción avanzados.

Fuente | Automotive News Europe

Relacionadas | Se filtra el diseño del Polestar 3, el hermano deportivo del Volvo XC90 Recharge

Compártelo: