Así es Arañuelo III, la primera planta fotovoltaica a gran escala con baterías de España

El complejo fotovoltaico Campo Arañuelo se encuentra en la comarca de Almaraz (Cáceres), donde también hay una central nuclear. La tercera fase, denominada Arañuelo III, se puso en marcha en septiembre. Con una potencia instalada de 40 megavatios se considera una instalación de gran escala; las tres fases suman 143 MW. Tiene dos novedades importantes, la primera es que es la primera de su clase con un sistema de almacenamiento de baterías en nuestro país.

La capacidad del sistema de almacenamiento es de 9 MWh y puede inyectar al sistema eléctrico 3 MW de potencia, por lo que tiene una autonomía teórica de 3 horas -a tope- cuando no hay luz solar. Todo el sistema de respaldo ha sido aportado por el socio técnico de Iberdrola, la también española Ingeteam. Las baterías de iones de litio se almacenan en sendos contenedores de 45 pies (unos 13,72 metros), con 1,5 MW de potencia y 4,5 MWh de capacidad cada uno. Las primeras dos fases no tienen almacenamiento, solo Arañuelo III.

Otra novedad importante es que la integración de las baterías en la planta fotovoltaica utiliza la configuración DC-Coupling o acoplamiento en corriente continua. En otras palabras, la conexión entre las placas y las baterías se realiza siempre en corriente continua, evitándose la transformación a corriente alterna.

Contenedor de baterías de 45 pies con 4,5 MWh de capacidad

Según Ingeteam, esta configuración híbrida tiene dos ventajas. La primera es que se puede aprovechar la potencia extra de los paneles fotovoltaicos que no se esté inyectando a la red, lo que se denomina clipping recapture (se aprovecha el recorte de producción). La segunda es que se minimizan las pérdidas tanto al cargar las baterías como al producir la descarga a la red, y de paso se ahorra un transformador CC/CA (DC/AC en inglés).

El «secreto» está en el convertidor de baterías bidireccional Ingecon Sun Storage Power serie DC-DC, que se alimenta del inversor fotovoltaica y tiene una salida en corriente alterna al transformador de baja a media tensión. Cada contenedor de baterías cuenta con su convertidor. Además, esta solución reduce el procedimiento administrativo necesario y el coste de operación en general.

Campo Arañuelo, con sus 143 MW de potencia instalada, puede alimentar al equivalente a 65.000 hogares y evitar la emisión de 41.000 toneladas anuales de dióxido de carbono. Iberdrola tiene en Extremadura una potencia instalada de 3,2 GW de energías renovables, de las cuales 1,2 GW corresponden a energía solar fotovoltaica.

Los planes de almacenamiento energético con baterías de Iberdrola que están en construcción u operativos en España suman 200 MW, 900 MW a nivel mundial. Por ejemplo, la planta de hidrógeno verde de Puertollano (Ciudad Real) tendrá un sistema de almacenamiento de 20 MWh con baterías. El primer parque eólico con baterías que tendrá será el de Elgea-Urkilla, con 32 MW de potencia, dando las baterías 5 MW y una capacidad de 5 MWh.

Por su parte, Ingeteam ha sido el responsable de los inversores fotovoltaicos, centros de transformación, sistema de control de planta PPC y puesta en marcha, además de todo el sistema de almacenamiento «llave en mano», sistema digital de protección y control de la subestación, etc.

Todo se controla remotamente a través de sistema SCADA, es decir, Supervisión, Control y Adquisición de Datos a distancia. El Centro de Operación de Renovables de Iberdrola (CORE) de Toledo tiene acceso en tiempo real a todos los elementos del parque fotovoltaico.

Compártelo: