BMW iX Flow: un coche eléctrico que puede cambiar de color con tan solo pulsar un botón

El CES 2022, celebrado en Las Vegas, está siendo aprovechado por algunos fabricantes de automóviles para presentar sus últimas novedades. Aunque el grupo estadounidense General Motors ha sido el que más propuestas ha llevado a la feria tecnológica, lo cierto es que tampoco podemos olvidarnos del papel que han jugado firmas como BMW.

La marca bávara ha revelado durante el evento el nuevo iX M60, la versión más prestacional de su eléctrico insignia. Sin embargo, esta no ha sido la única novedad con la que ha acudido BMW, pues también ha expuesto un interesante prototipo denominado iX Flow cuya principal característica es su capacidad para cambiar de color.

Sí, habéis leído bien: con tan solo pulsar un botón, la carrocería del iX Flow pasa del gris oscuro al blanco. Esto es posible gracias al empleo de la tecnología E Ink, la misma que nos encontramos en las pantallas de los eBooks de Kindle. Así, los paneles exteriores del iX han sido cubiertos por una delgadísima capa formada por millones de microcápsulas de tinta electrónica.

Mediante impulsos eléctricos generados por el propio vehículo, la carrocería puede cambiar de color a voluntad del usuario. De acuerdo con BMW, cambiar de un tono claro a uno oscuro y viceversa podría ayudar a calentar o enfriar el habitáculo dependiendo de la estación en la que nos encontremos, mejorando con ello la eficacia del sistema de climatización.

BMW no ha concretado si esta tecnología llegará a producción

La empresa afirma que esta tecnología apenas consume energía, pues solo se necesita corriente para cambiar el color de la carrocería. Aunque por el momento el iX Flow solo puede variar entre dos tonos, se espera que la compañía continúe evolucionando esta solución para permitir la selección de una completa paleta de colores.

¿Llegará a producción este interesante avance? Sobre el papel, parece poco probable. ¿Por qué? Más allá de la mayor complejidad del proceso de producción del coche, que además pasaría a ser más costoso, habría que señalar la problemática de rozar una carrocería cubierta con esta «pintura»: reparar arañazos y golpes pasaría a ser muchísimo más caro y laborioso.

Compártelo: