Bollinger congela el desarrollo del todoterreno B1 y la pick-up B2 para centrarse en los vehículos comerciales eléctricos

La startup estadounidense Bollinger saltó a la fama en 2019 con la presentación del todoterreno B1 y la pick-up B2, dos vehículos eléctricos con una premisa muy clara: ofrecer una propuesta fiable, resistente, con verdaderas aptitudes off-road y cero emisiones dentro de una categoría que en aquel momento todavía no estaba electrificada.

Sin embargo, Robert Bollinger, director ejecutivo de la compañía, ha anunciado ahora que ambos proyectos se congelarán indefinidamente debido al cambio de enfoque de la empresa, que pasará a centrarse en el desarrollo de vehículos comerciales eléctricos, un sector con mejores perspectivas de negocio.

Aparentemente, Bollinger no ha logrado encontrar un socio de producción para llevar los B1 y B2 a las calles, ni tampoco ha recibido las inversiones necesarias para avanzar en su desarrollo. Por ello, la firma comenzó a reembolsar los depósitos anticipados el año pasado, pues a día de hoy no puede dar continuidad al proyecto.

Por otro lado, cabe la posibilidad de que la viabilidad de ambos vehículos se haya visto comprometida por la llegada de un nutrido grupo de rivales que todavía no había hecho acto de presencia en 2019; sin ir más lejos, el sector de las pick-up cero emisiones está viviendo un auténtico boom en Estados Unidos gracias a modelos como la Ford F-150 Lightning, la Rivian R1T o la Tesla Cybertruck.

Bollinger continuará desarrollando su tecnología eléctrica

De acuerdo con el fundador de la empresa, los B1 y B2 regresarán cuando «tengamos éxito en proporcionar plataformas comerciales que nos brinden economías de escala». Los vehículos industriales de Bollinger, que se centrará en los camiones ligeros, utilizarán una versión adaptada de la plataforma vista en los B1 y B2.

«Comenzamos a desarrollar el B1 y el B2 en 2015 con el sueño de fabricar las mejores camionetas del planeta. Los B1 y B2 con tracción total y capacidades todoterreno son potentes, innovadores y distintivos. Hemos dedicado incontables horas de arduo trabajo y pasión para hacer algo de lo que todos estamos muy orgullosos.

Sin embargo, hoy estamos posponiendo su desarrollo y cambiando nuestro enfoque a los camiones y las flotas comerciales. Este es un movimiento de vital importancia para nosotros, porque nos permite continuar con el desarrollo de nuestra tecnología y tener un impacto real en el futuro verde de la automoción».

Fuente | Autocar

Compártelo: