Chrysler (Stellantis) presenta el prototipo Airflow Concept y confirma que será una marca 100% eléctrica en 2028

Meses después de la revelación de las primeras imágenes, Chrysler ha presentado oficialmente el Airflow Concept durante el CES 2022, celebrado en Las Vegas. La puesta de largo de este prototipo, que se constituye como un adelanto del primer modelo eléctrico que lanzará la firma estadounidense en 2025, ha sido aprovechada para confirmar que Chrysler pasará a ser una marca 100% eléctrica en 2028.

Este concept car debe su nombre al legendario Chrysler Airflow de 1934, un avanzado automóvil que supuso toda una revolución en el momento de su lanzamiento debido a su vanguardista carrocería de diseño aerodinámico. Sin embargo, su peculiar estética lo condenó al fracaso: los consumidores norteamericanos lo consideraron poco agraciado, motivo por el que su producción se detuvo en 1937 tras un sonado fracaso comercial.

Resulta interesante que el prototipo llamado a representar «la dirección futura de la marca Chrysler» retome la denominación de un vehículo que fracasó en su intento de conquistar al público; sin embargo, no es menos cierto que el Airflow original marcó un antes y un después en la historia de la compañía, algo que probablemente también haga su heredero.

Actualmente, la gama Chrysler está compuesta por dos únicos modelos: el veteranísimo sedán 300C (2011) y el monovolumen Voyager/Pacifica (2016), actual sostén de la marca. Como puede verse, Chrysler es, junto con Lancia, una de las firmas con peor salud del grupo Stellantis, motivo por el que el nuevo Airflow será un modelo clave para su supervivencia.

El Chrysler Airflow Concept ofrece hasta 644 kilómetros de autonomía

Estéticamente, el Airflow Concept se muestra sorprendentemente cercano a un vehículo de producción; de hecho, podría llegar a las calles con mínimas modificaciones, pues incluso elementos como los retrovisores o las llantas resultan racionales y se alejan de la estética estrafalaria típica de los concept car. Por este motivo, nos resulta extraño que no vaya a lanzarse al mercado hasta 2025.

El Chrysler Airflow Concept es un crossover que recuerda en cierta medida a modelos como el Ford Mustang Mach-E, si bien la propuesta de Stellantis renuncia a cualquier atisbo de agresividad y deportividad, apostando por unas líneas suaves y fluidas. El logo Chrysler Wing se extiende a través de una moldura cromada que se fusiona con los faros, mientras que la pintura bitono y las llantas de 22 pulgadas le dan un toque moderno y refinado.

El habitáculo es sin duda alguna la parte más conceptual del vehículo, aunque tampoco se aleja demasiado de lo que podríamos esperar del modelo de producción. El salpicadero cuenta con un total de cuatro displays (instrumentación, pantalla central, módulo del climatizador y centro de control para el copiloto), a los que tendríamos que sumar otras dos pantallas para las plazas traseras (el vehículo tiene cuatro asientos individuales en formato 2+2). El techo panorámico, la iluminación ambiental y la tapicería blanca ayudan a crear un entorno luminoso.

El vehículo integra la nueva arquitectura eléctrica/electrónica y de software STLA Brain, así como el STLA SmartCockpit. Entre otras cosas, cuenta con actualizaciones OTA y aplicaciones basadas en la inteligencia artificial. Además, también equipa el sistema de conducción autónoma STLA AutoDrive Level 3, que como su nombre indica, ofrece un nivel 3 de autonomía.

Aunque Chrysler no ha especificado la plataforma empleada en el prototipo, sí que ha confirmado que equipa dos unidades propulsoras de 204 CV (150 kW) en configuración «dual motor» (tracción total), mientras que su autonomía se sitúa entre los 563 y los 644 kilómetros EPA. Esto nos lleva a pensar que la arquitectura empleada es la STLA Medium.

Compártelo: