Cosas que los propietarios de un Tesla nunca te dicen

De vez en cuando, aparece un nuevo jugador que sacude el tablero y cambia la dirección de lo que vendrá en el futuro. En la industria del automóvil, uno de esos jugadores fue (y es) definitivamente el fabricante estadounidense Tesla.

Características como los modos Insane y Ludicrous, el sistema Advanced Auto-Pilot, el paquete Full Self Driving o la frenada regenerativa son conocidas en todo el mundo y han ayudado a hacer de Tesla un fabricante realmente conocido.

También sabemos que existe incluso un modo de defensa contra armas biológicas, la posibilidad de crear espectáculos luminosos o de ver Netflix mientras cargamos. Pero esto no es todo, existen otras cosas que los propietarios de Tesla no te cuentan (aún).

  1. A la batería le gusta estar entre el 20 y el 80%. Normalmente, la gente cree que los usuarios cargan su batería al 100% a diario. A la hora de hacer un viaje ocasional, no existe problema alguno en cargar la batería al completo. Sin embargo, no es recomendable para uso diario. Aunque esto está cambiando con la llegada de las baterías LFP.
  2. La aceleración instantánea nunca pasa de moda. La aceleración instantánea, fruto de no tener ningún turbo ni nada que deba ponerse en marcha con antelación, te seguirá sorprendiendo siempre.
  3. La asistencia en carretera de Tesla no cubre quedarse sin batería por el camino. El servicio de asistencia en carretera te asistirá cuando el coche sufra averías, pinchazos, problemas de software o se quede sin carga. Sin embargo, en caso de quedarse sin batería, tendrás que pasar por caja.
  4. El modo centinela requiere un consumo de energía bastante elevado. Según algunos informes, el modo centinela utiliza alrededor del 7% de la carga total de la batería durante una noche completa. Por lo tanto, hay que ser cauteloso con su uso.
  5. El indicador de carga de un Tesla es bastante más preciso que un indicador de gasolina convencional. Este puede contar los niveles de energía con tanta facilidad y precisión que señala exactamente cuánto tiempo funcionará el vehículo si aceleramos X o si mantenemos el climatizador encendido durante un determinado tiempo.
  6. La frenada regenerativa tiene sus peculiaridades. El sistema de frenado regenerativo afecta la potencia de frenado y a la sensibilidad del coche. Cambiarse a un Tesla después de muchos años en un vehículo tradicional será algo extraño.
  7. Un Tesla nunca duerme. Cuando terminas con tu ordenador y lo apagas, se apaga. Sin embargo, cuando te vas de tu Tesla, este no se apaga del todo. El coche se mantendrá conectado a la red para, por ejemplo, instalar actualizaciones de software.
  8. Los Easter Eggs. Al igual que en algunos cómics, los Tesla también tienen algunos huevos de Pascua escondidos tras su pantalla. El coche puede incluso simular que estamos en Marte. 
  9. La usabilidad de su sistema de info-entretenimiento. Mientras que otros vehículos eléctricos tienen que evitar que te distraigas demasiado mientras conduces, un Tesla confía lo suficiente en su frenado de emergencia como para evitar el acceso a casi ninguna función.

Relacionadas | El Tesla Model 3 es el coche eléctrico más vendido en Europa en 2021

Compártelo: