El carbón es el combustible más sucio del planeta para John Kerry

Para el primer enviado presidencial especial de los Estados Unidos para el clima, John Kerry, el mundo parece que «no está en un buen camino» a la hora de cumplir con los objetivos trazados a la hora de evitar los peores efectos del cambio climático.

Esta semana Kerry se ha dirigido a la audiencia durante el evento Construyendo Impulso a la COP27 de la ONU.

Para el enviado especial: «Tenemos problemas, espero que todo el mundo lo entienda. No hay problemas de los que no podamos salir, pero no estamos en un buen camino«, afirma en declaraciones recogidas por The Hill.

Kerry ha puesto de manifiesto se preocupación por el reciente aumento en el uso mundial de carbón y por los planes para la construcción de nuevas plantas de carbón, que no utilicen tecnología de captura de carbono, informa Reuters.

«El carbón es el combustible más sucio del planeta, nadie ha descubierto cómo limpiarlo, a pesar de que hablan de carbón limpio«. Así de duro ha sido Kerry en sus declaraciones.

coal background

Frente al carbón hay opciones para el norteamericano como el gas siempre y cuando incorpore tecnologías de captura de carbono. «La mayoría de los países tienen la capacidad de desplegar cantidades adicionales muy significativas de energías renovables, y no lo están haciendo«.

Kerry también certifica que el uso de gas en esos países ha aumentado, y agregó que el gas podría usarse como «combustible puente«, pero que construir infraestructura de gas indefinidamente socavaría el bien que podría hacer.

«Si puedes capturar el 100% de las emisiones y hacerlo asequible, eso es maravilloso. Pero no estamos haciendo eso«.

«Ningún gobierno en el mundo tiene la cantidad de dinero que necesitamos para afectar esta transición«, comentó Kerry en un evento virtual la semana pasada, como ha informado la CNBC.

«Será la inversión del sector privado y el descubrimiento del sector privado más que cualquier otra cosa… eso es lo que nos va a sacar de este agujero«. «Necesitamos ser obligados como seres humanos, como líderes en particular, a responder a esto«, concluye Kerry.

Compártelo: