El IIHS crea nuevas clasificación de las medidas de seguridad de los coches con conducción asistida o semi-autónoma

El IIHS (Insurance Institute for Highway Safety) es una organización científica y educacional independiente, que está desarrollando un nuevo programa de calificaciones que evalúa las medidas de seguridad que emplean los vehículos dotados de sistemas de automatización parcial, para ayudar a los conductores a mantenerse centrados y más seguros en la carretera.

Estas salvaguardias electrónicas contarán con una calificación de buenas, aceptables, marginales o deficientes. Para obtener una buena calificación, los sistemas tendrán que asegurarse que los ojos del conductor estén dirigidos a la carretera y sus manos estén en el volante y esté preparado para actuar en todo momento.

También se requerirán sistemas de avisos escalados y los necesarios procedimientos de emergencia cuando el conductor no cumpla con esas condiciones.

Desde el IIHS esperan poder emitir el primer conjunto de calificaciones en 2022. Para el presidente del IIHS, David Harkey: “Los sistemas de automatización parcial pueden hacer que los viajes largos sean más llevaderos, pero no hay evidencia de que hagan que la conducción sea más segura”.

Harkey incide en que de hecho, puede ocurrir lo contrario si los sistemas carecen de las garantías adecuadas.

La necesidad de vigilar a los conductores y mostrarles recordatorios de atención se ha hecho evidente para muchos defensores de la seguridad. Consumer Reports ha anunciado que comenzará a otorgar puntos para sistemas de conducción parcialmente automatizados, pero solo si tienen sistemas adecuados de monitoreo, y tendrá en cuenta las calificaciones de medidas de seguridad del IIHS una vez que estén disponibles.

Según el Instituto, ciertos mensajes de de algunos fabricantes pueden resultar engañosos. De momento, el coche autónomo aún no está disponible para los consumidores.

Lo que muchos vehículos en el mercado tienden es hacia una automatización parcial. A día de hoy, el conductor humano aún debe manejar muchas tareas de conducción rutinarias para las que los sistemas no están diseñados.

El conductor también tiene que vigilar si los sistemas de asistencia están realizando su tarea adecuadamente según el IIHS, y estar listos para intervenir en caso de un comportamiento erróneo o peligroso.

Los sistemas comercializados hoy en día tienen nombres que pueden llevar a engaño cuando se usan términos como: Autopilot, Pilot Assist and Super Cruise (piloto automático, asistencia al piloto o supercrucero).

Las tecnologías actuales usan una combinación de control de crucero adaptativo (ACC) y el centrado del carril, con varias otras características de asistencia al conductor. El ACC mantiene una velocidad seleccionada por el conductor, pero ralentizará automáticamente mantener un conjunto siguiendo la distancia de un vehículo que se mueve más lento y luego acelerará cuando el camino esté despejado.

El centrado del carril ajusta continuamente la dirección para ayudar al conductor a mantener el vehículo centrado en el carril de desplazamiento. El cambio automatizado de carril también se está volviendo más común a medida que más y más modelos incorporan esta tecnología.

Las nuevas calificaciones del IIHS tienen como objetivo fomentar las medidas de seguridad que puedan ayudar a reducir el uso indebido intencional y no intencional. No abordan otros aspectos funcionales de los sistemas que también podrían contribuir potencialmente a los accidentes, como los sistemas que usan la visión a través de cámaras u otros sensores para identificar obstáculos, según el Instituto.

Los sistemas también deben diseñarse para evitar que los conductores utilicen funciones de automatización parcial cuando su cinturón de seguridad esté desabrochado o cuando el frenado automático de emergencia o la prevención de salida del carril esté deshabilitado.

Como indica finalmente David Harkey: «Nadie sabe cuándo tendremos los verdaderos coches autónomos, si es que alguna vez llegan. A medida que los fabricantes de automóviles agregan automatizaciones parciales a más y más vehículos, es imperativo que incluyan las medidas de seguridad efectivas que ayuden a los conductores a mantener la cabeza centrada en la conducción«.

Compártelo: