El Volkswagen ID.3 agota su producción de 2022 y prepara su renovación

Un portavoz de Volkswagen ha confirmado que toda la producción del compacto eléctrico ID.3 prevista para este año está agotada. Por este motivo, la compañía ya no admite pedidos de la versión Pro de 58 kWh en Alemania, mientras que el resto de variantes tienen unos plazos de entrega de entre nueve meses y más de un año.

Actualmente, la planta alemana de Zwickau ha alcanzado una cadencia de 1.200 coches eléctricos diarios, si bien se espera que su capacidad pico se incremente a 1.400 unidades a lo largo de este año. A pesar de ello, la compañía está teniendo problemas para satisfacer la elevada demanda de sus nuevos modelos cero emisiones.

Lo cierto es que el Volkswagen ID.3, que entre enero y noviembre de 2021 se colocó como el segundo coche eléctrico más vendido de Europa (por detrás del Tesla Model 3 y por delante del Renault ZOE), está cosechando un enorme éxito a pesar de unos comienzos algo titubeantes, pues con el paso de los meses su posición de dominio en el mercado se va afianzando.

Con todo, Volkswagen no quiere descuidar al heredero del mítico Golf, motivo por el que está preparando una importante actualización que permitirá solventar algunas de las críticas realizadas por los usuarios. Entre otras cosas, este restyling afectará al interior del coche, cuya calidad percibida ha sido criticada por algunos clientes debido al uso y abuso de plásticos rígidos.

El Volkswagen ID.3 recibirá un habitáculo revisado

El renovado ID.3, que se lanzará a principios de 2023, traerá consigo un diseño exterior remozado y un habitáculo profundamente modificado. Aunque todavía no hay ningún dato al respecto, no sería de extrañar que adoptara el salpicadero del CUPRA Born, mucho más cualitativo que el de su hermano gracias al empleo de unos materiales más cuidados y a un diseño menos simple.

Los rumores indican que esta actualización podría llegar acompañada por una versión deportiva GTX, la cual se basaría en el prototipo ID.X Concept. Aunque este modelo mantendría la batería de 77 kWh del ID.3 Pro S, añadiría un segundo motor en el eje delantero, lo que le daría tracción total y una potencia de 299 CV (220 kW), algo menos que los 333 CV (245 kW) del concept car.

Este hot hatch se situaría a la altura de los Golf GTI Clubsport (300 CV) y Golf R (320 CV). Por otro lado, no deberíamos descartar la llegada de un ID.3 R con los mismos 232 CV (171 kW) del CUPRA Born con el pack e-Boost. Al contrario que el GTX, el R seguiría siendo tracción trasera, ocupando un lugar equivalente al del Golf GTI estándar (245 CV).

Fuente | Edison

Compártelo: