Escocia se queda al 1.4% de conseguir que toda su energía sea renovable

Cuando en 2011 Escocia se propuso alcanzar un consumo de electricidad 100% limpio en 2020, muchos pensaban que era un brindis al sol. Hoy, los datos ponen de manifiesto que la transición es posible.

En 2020 Escocia se quedó a poco más de un punto de hacer realidad su promesa. El país llegó hasta un admirable 98,6% del consumo bruto de electricidad proveniente de fuentes renovables, según la declaración energética del gobierno escocés de diciembre.

El objetivo de Escocia es conseguir que en 2045 sea cero neto. Esto les sitúa como una de las regiones con uno de los objetivos climáticos más importantes y ambiciosos de todo el planeta.

Objetivos claros

Según informa la BBC, «en 2019, Escocia cumplió con el 90,1% de su consumo equivalente de electricidad a partir de energías renovables, según cifras del gobierno escocés. El objetivo del 100% se estableció en 2011, cuando las tecnologías renovables generaron solo el 37% de la demanda nacional«.

Las últimas cifras del año muestran que el 25,4% del consumo total de energía escocés provenía de fuentes renovables, frente al 24,0% de 2019. El 88.1% de la energía fue producida por fuentes bajas en carbono, según el Scottish Goverment Riaghaltas na h-Alba gov.scot. El objetivo para 2030 es alcanzar el 50%.

El 61,8% de toda la electricidad generada procedió de energías renovables. También ha habido un aumento de 1,9 TWh en la electricidad limpia generada en 2020 en comparación con 2019, principalmente por el viento y la energía hidroeléctrica.

Durante los primeros nueve meses de 2021, las cifras provisionales muestran que la generación bajó un 22,3% en comparación con el mismo período de 2020.

Todo está en marcha

La explicación de este descenso viene explicada por el gobierno escocés que aseguró que el motivo se debía «principalmente a que el clima suave continuo durante el año afectó negativamente a la generación de energía hidroeléctrica y eólica«.

Para el secretario del gabinete para cero neto, energía y transporte, Michael Matheson, «Escocia está liderando el camino a nivel internacional con nuestro compromiso de ser cero neto para 2045. Esta declaración muestra que seguimos progresando bien, con el equivalente al 98,6% del consumo bruto de electricidad procedente de fuentes renovables en 2020, lo que aumenta con respecto al 89,8% en 2019«.

«Si bien tenemos muchos desafíos por delante si queremos cumplir con nuestros ambiciosos objetivos, hemos sentado las bases en 2021 para que Escocia de importantes saltos hacia el cero neto«, aseguró Matheson.

Compártelo: