Los coches eléctricos tienen muy pocas posibilidades de incendiarse

Una de las noticias que más repercusión tiene en los diferentes medios de comunicación y que salta las alarmas de la marca afectada son los incendios de los coches eléctricos. Esto puede llegar a preocupar a los propietarios y futuros compradores, haciendo que se pregunten si realmente su coche puede incendiarse de manera espontánea.

Un nuevo estudio realizado por la aseguradora AutoinsuranceEZ en EEUU con datos del 2020 ha encontrado que los coches eléctricos son muy poco propensos a incendiarse. Sorprendentemente, con los resultados obtenidos, los peor parados son los coches híbridos incluso por encima de los coches de combustión. Estos datos reafirman lo ya expuesto por Tesla este verano y que aquí recogimos.

Incendios por tipo de coche

incendios por cada 100.000 unidades vendidas e incendios totales

Se han relacionado el número de coches incendiados con el número de coches vendidos. En caso de un choque entre vehículos que derive en un incendio es más probable que se trate de coches de combustión por el simple hecho de que son los más comunes.

El hecho es que de cada 100.000 vehículos eléctricos vendidos sólo un 25,1 de media han sufrido un incendio, siendo 52 el número total de coches incendiados reportados. Los híbridos sin embargo sufren una media de 3474,5 incendios de cada 100.000 vendidos. Y entre ambos, aunque a mucha distancia de los eléctricos puros los vehículos de combustión han reportado 1529,9 incendios por cada 100.000 unidades vendidas.

Basándonos en estos datos, los vehículos eléctricos no se incendian tanto como las noticias dan a entender. Los híbridos son los más peligrosos a la hora de tener este tipo de incidentes, seguidos por los vehículos de combustión.

Llamadas a revisión por riesgo de incendio

Llamadas a revisión relacionadas con el riesgo de incendios y sus causas

Tanto los híbridos como lo eléctricos son llamados a revisar por problemas relacionados con la batería. En cambio los riesgos asociados a la combustión se relacionan con pérdidas de combustible, cortocircuitos y ABS.

Es importante recordar que aunque los datos revelan que los incendios de coches eléctricos son infrecuentes, no son menos peligrosos. De hecho el incendio de una batería de ion-litio es mucho más complicado de sofocar. El calor generado hace que se reinicie el fuego continuamente hasta que está completamente fría.

Fuente Autoinsuranceez.com Via Thedriven.io

Compártelo: