Evergrande ya fabrica su segundo coche eléctrico, Hengchi 6

El coloso chino Evergrande no termina de caer, al menos su negocio automovilístico, oficialmente China Evergrande New Energy Vehicle Group. Bajo la marca Hengchi se presentaron nueve prototipos en julio de 2020, una gama que abarca berlinas y todocaminos totalmente eléctricos. El primero en entrar en producción fue el Hengchi 5, al filo del fin de 2021, y ahora le toca al modelo Hengchi 6. El año pasado se anunció que a primeros de 2022 empezaría la producción de los primeros coches.

Este modelo se presentó el año pasado en el Salón de Shanghái. Se trata de un crossover con configuración «coupé», es decir, con una caída del techo más estilizada y un intento de tercer volumen que resta espacio al maletero, pero que mola más. Ya se ha visto en varias marcas Premium y alguna que otra generalista, véase el ejemplo del Renault Arkana.

En una imagen que ha empezado a circular por redes en China observamos una de las primeras unidades con un esquema de pintura cuanto menos curioso, no es el típico bitono, el lado del conductor está pintado en rojo y el del copiloto en azul, con un degradado en la parte central. Seguramente se trata de un modelo preserie y se han hecho pruebas en la estación de pintura.

Evergrande y Hengchi tienen previsto hacer un anuncio oficial al respecto, de momento esta información ha venido extraoficialmente. Sabremos más en cuestión de días. Para que estos coches se hayan podido fabricar ha sido inestimable la ayuda de las autoridades chinas y algún que otro banco, pues Evergrande tiene unos agujeros en su contabilidad más grandes que los que hacen las tuneladoras industriales.

Las dificultades que tiene la marca Hengchi por delante son enormes, porque una cosa es fabricar prototipos y otra distinta es producir en serie con un estándar de calidad decente y al ritmo al que vayan las ventas. La división automovilística de Evergrande tiene como objetivo a medio plazo producir un millón de coches eléctricos al año en su planta de Tianjin para 2025, y en 2030 quintuplicar ese volumen. Se han planificado dos fábricas más, una en Shanghái y otra en Cantón.

Compártelo: