Honda critica a Toyota por desarrollar motores de combustión alimentados por hidrógeno

Al contrario que los coches eléctricos a baterías, los modelos con pila de combustible de hidrógeno continúan siendo muy minoritarios en todos los mercados del mundo. Esto se debe a varios motivos, desde el mayor coste de la tecnología y su menor eficiencia energética hasta una red de repostaje escasa y más cara de desarrollar.

De hecho, a día de hoy hay todavía menos oferta que hace unos años: mientras que actualmente solo podemos encontrar dos modelos de este tipo a la venta (Hyundai Nexo, Toyota Mirai), hace un par de años también se fabricaban los Honda Clarity Fuel Cell y Mercedes-Benz GLC F-CELL. Tanto uno como otro fueron discontinuados en 2021 y 2020 respectivamente.

La inmensa mayoría de grupos han decidido abandonar el desarrollo de turismos con pila de combustible, una tecnología más adaptada al transporte pesado (autobuses, camiones…). Incluso Matt Harrison, presidente y director ejecutivo de Toyota Motor Europe, admitió recientemente que en 2030 los coches de hidrógeno seguirán siendo muy minoritarios frente a los eléctricos a baterías.

«En términos de vehículos de pasajeros, no creo que la pila de combustible suponga una oportunidad significativa, honestamente. Hablamos de unas pocas miles de unidades al año». A pesar de todo, Toyota continúa desarrollando esta y otras tecnologías; sin ir más lejos, actualmente se encuentra testando un Corolla de competición que utiliza un motor térmico alimentado por hidrógeno.

Honda continúa trabajando en la pila de combustible

Este enfoque ha sido criticado por Toshihiro Mibe, director ejecutivo de Honda. «Hemos realizado investigaciones sobre todas las posibilidades que existen. En cuanto a los motores de hidrógeno, vemos algunos desafíos tecnológicos bastante difíciles. Entonces, hace unos diez años, decidimos que eso no se convertiría en la corriente principal».

Lo cierto es que actualmente existe cierto consenso en torno a la baja viabilidad de esta solución. La producción de hidrógeno mediante electrolisis es de por sí un proceso menos eficiente que utilizar la energía eléctrica directamente para cargar una batería; sin embargo, si en lugar de usar una pila de combustible se emplea un motor térmico, el gasto energético se dispara hasta límites absurdos. Además, todavía se siguen emitiendo gases contaminantes como NOx debido a la quema del combustible.

Aunque alejada de los motores de combustión alimentados por hidrógeno, Honda continúa trabajando en el desarrollo de la pila de combustible, una solución que podría ser útil en vehículos de gran autonomía. «Si observamos lo que se convertirá en la corriente principal, probablemente los modelos más pequeños sean eléctricos y las pilas de combustible se utilicen en los más grandes. Esa es la conclusión hasta ahora».

Aparentemente, Honda está colaborando estrechamente con General Motors en esta solución, aunque por el momento priorizará las baterías frente al hidrógeno. Su división aeronáutica también está interesada en este combustible, aunque no está claro hasta qué punto está avanzada la compañía en el desarrollo de su tecnología cero emisiones para dicho sector.

Fuente | Electrek

Compártelo: