España presenta la mayor planta de hidrógeno verde de toda Europa

Durante la Expo Dubái 2020, España ha presentado una maqueta de la que será la mayor planta de producción de hidrógeno verde de Europa. La delegación nacional, encabezada por la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez Jiménez, ha aprovechado el evento para realizar una ponencia sobre «La necesidad de acelerar la transformación hacia la movilidad sostenible».

Las instalaciones, que se ubicarán en Puertollano (Ciudad Real), conllevarán una inversión de 150 millones de euros y supondrán la creación de hasta 700 puestos de trabajo. Se calcula que el centro ayudará a evitar la emisión de unas 48.000 toneladas de dióxido de carbono al año (el hidrógeno verde producido en ella se empleará en la fábrica de amoniaco de Fertiberia, situada en el mismo municipio, lo que permitirá producir fertilizantes sin necesidad de emplear combustibles fósiles).

Esta planta será operada por Iberdrola, que actualmente encabeza más de 60 proyectos para el desarrollo del hidrógeno verde en ocho países (Brasil, España, Estados Unidos, Reino Unido…). De acuerdo con los responsables de la compañía, el hidrógeno verde será clave para lograr descarbonizar sectores clave como el del transporte pesado.

Recientemente, la empresa española creó una nueva unidad de negocio centrada en el desarrollo y la promoción del hidrógeno verde. ¿Su objetivo? Convertirse en líder mundial dentro de este incipiente sector, adelantándose al resto de la industria en la producción de hidrógeno sostenible a partir de fuentes de energía limpias.

Iberdrola quiere promover el hidrógeno de origen sostenible

Santiago Bañales, director de Iberdrola Innovation Middle East, ha querido señalar durante la ponencia que «la electrificación del transporte es un elemento crítico para alcanzar los ambiciosos objetivos de descarbonización acordados en la COP26.

La sociedad debe saber que las compañías estamos comprometidas con la lucha contra el cambio climático. La Expo Dubái 2020 es un escaparate para mostrar al mundo las nuevas tecnologías y las capacidades que las empresas tenemos para hacer posible la transición energética. Son ventanas hacia el futuro que podemos tener como humanidad.

La pandemia ha puesto de manifiesto un sentido de urgencia para la transformación del modelo productivo y acometer los grandes problemas que tiene la humanidad. Los problemas hay que abordarlos cuando todavía hay solución; por eso estamos adelantando las decisiones que el planeta debe tomar. Las empresas debemos hacer nuestras inversiones respondiendo a los retos que las sociedades nos plantean, es decir, dando respuesta a todos los retos formulados por los objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas».

Como parte de su estrategia de descarbonización, Iberdrola recientemente ha puesto en marcha la planta fotovoltaica de Arañuelo III, unas instalaciones de 40 MW ubicadas en Cáceres que se han convertido en el primer proyecto fotovoltaico de España en incorporar un sistema de almacenamiento por baterías (en este caso, de 9 MWh de capacidad).

Compártelo: