La española CAF suministrará 183 autobuses eléctricos a Oslo

La empresa noruega Unibuss ha realizado un importante pedido al Grupo CAF que supondrá la entrega de 183 autobuses eléctricos que serán destinados a la ciudad de Oslo. Un acuerdo de gran calado con el que la capital noruega confirma su apuesta por la electrificación del transporte público de sus calles.

El valor total del contrato logrado por el grupo español asciende a una cifra de aproximadamente 100 millones de euros. Este supondrá la entrega de casi 200 unidades del modelo Solaris Urbino 18, que es el mayor pedido recibido hasta el momento de este modelo, superando los 130 vehículos eléctricos entregados recientemente al operador de transporte público de Varsovia MZA.

Como recordamos, el Urbino 18 es un modelo articulado que encara ya su cuarta generación después de ser lanzado en el año 2017. Una opción muy popular en Europa donde ha logrado ganar adjudicaciones en lugares como Bruselas, Berlín, Barcelona, Varsovia, Cracovia, Poznan o Hamburgo.

Entre otras características, este autobús eléctrico destaca además por no tener emisiones contaminantes, también por otras características como la posibilidad de poder operar las 24 horas al día en función del equipamiento elegido y la infraestructura.

Por ejemplo, en Barcelona se ha optado por un modelo con batería de baja capacidad, pero recarga ultrarrápida mediante pantógrafo invertido. Algo que permite que el autobús pueda circular de forma constante sin tener que regresar a la base a recargar.

Los autobuses que circularán por las calles de Oslo estarán dotados del sistema de propulsión con un motor asíncrono de 240 kW, que se alimenta de una batería con una capacidad total de más de 500 kWh, pudiendo ser recargados mediante un punto de recarga en destino.

Por otro lado, estos autobuses eléctricos estarán equipados con un gran número de sistemas que incrementarán la seguridad en la operación, dotando a los vehículos de las últimas tecnologías, por ejemplo la que advertirá al conductor de la presencia de ciclistas y peatones en las inmediaciones del vehículo, así como facilitarán las maniobras en calles estrechas o en el depósito.

Un nuevo éxito de la empresa española que logra un contrato importante desde el punto de vista económico, pero también simbólico al ser Noruega una de las principales referencias mundiales en cuanto a implantación de la movilidad eléctrica, y donde lograr hacerse con contratos tiene siempre un plus publicitario para la compañía ganadora.

Fuente | CAF

Compártelo: