La Mercedes EQV ya está disponible en versión Camper con baterías entre 60 y 90 kWh y un precio desde 67.818,10 euros

El mercado de furgonetas camperizadas con propulsión eléctrica es muy limitado, tanto nuevas como usadas. Una de las primeras conversiones que se han hecho de furgonetas eléctricas es partiendo de la Mercedes-Benz EQV, versión eléctrica de la Clase V. No se trata de una Marco Polo -hecha por Mercedes-, sino de una transformación independiente.

La marca de la estrella se ha asociado con Sortimo Walter Rüegg AG, una empresa transformadora suiza. En su catálogo no solo encontramos adaptaciones camper, también pueden equipar por completo furgonetas industriales con armarios totalmente a medida. Se pueden adaptar las cuatro versiones de EQV, considerando que hay longitudes estándar (5,14 m) y larga (5,37 m), y paquetes de batería de 60 y 90 kWh.

La conversión de Sortimo no es barata en absoluto, pero se distingue por ser una solución de muy bajo peso añadido para impactar menos en la autonomía. Puede tener un techo abatible con cama de techo, cama en las plazas traseras y una compacta cocina modular que se aloja en el compartimento de carga. En las versiones Marco Polo la cocina se ubica longitudinalmente en el lado izquierdo.

Mercedes-Benz EQV transformada por Sortimo Walter Rüegg

Como podemos ver en la imagen, dispone de un sumidero, dos fogones de gas, compartimentos para cubertería y vajilla, neverita portátil y despensa. Al desplegar la cama de las plazas traseras la cocina queda por debajo. Con todo plegado, la EQV es tan cómoda como siempre. Puede tener puertos USB, asientos delanteros reversibles, lunas tintadas, etc. También se puede pedir con la tercera fila de asientos.

El sistema eléctrico de la autocaravana depende, como es habitual en versiones diésel, de una batería auxiliar. Las placas solares de 400 vatios que pueden instalarse en el techo pueden alimentar tanto a la batería de arranque como a la auxiliar para camping; entendemos que no recargan las baterías de alto voltaje. La autonomía ronda los 200 km con baterías de 60 kWh y de 300 km con las de 90 kWh.

Mediante las recargas rápidas, como cualquier EQV, es posible aumentar la autonomía con paradas de tiempo razonable, hasta 10-80% en solo 45 minutos con carga en corriente continua a 80 kW. Y siempre queda la posibilidad de pernoctar en un camping con derecho a enchufe y recuperar más autonomía durante la noche.

Compártelo: