La extracción de litio en yacimientos geotérmicos transformará el futuro energético de Europa

El litio se ha convertido en los últimos años en un material cada vez más demandado por la expansión del coche eléctrico y todas las nuevas formas de movilidad sostenible. El problema es que su extracción tradicional es costoso y tiene un fuerte impacto ambiental. A esto se añade para Europa la dependencia de explotaciones lejos de nuestras fronteras. Una de las alternativas es la extracción del litio de las fuentes geotérmicas que tiene un enorme potencial, pero también grandes retos por delante.

El pasado año conocíamos los trabajos que se estaban realizando en Valle del Alto Rin, Alemania, en una de las reservas de litio más ricas del mundo en salmuera geotérmica. Una iniciativa a la que ahora se sumará Reino Unido, que trabaja en un proyecto de similares características en su costa más suroccidental del país.

En Cornualles la empresa Geothermal Engineering, especializada en el desarrollo y operación de proyectos geotérmicos, está levantando una instalación que tiene previsto tanto producir energía renovable mediante la geotermia, como también aprovechar la alta concentración de litio en estas aguas para producir el preciado mineral.

Debajo de su superficie de la costa de Cornualles hay una gran cantidad de roca de granito que a su vez tiene un alto contenido de litio. Según la empresa: “El objetivo es demostrar que el hidróxido de litio, un componente clave de las baterías de litio utilizadas en los vehículos eléctricos, se puede producir en Cornualles a partir de agua geotérmica natural con un proceso neutro en emisiones»

El proyecto apostará por la extracción directa de litio, una forma de extraer litio mediante la eliminación selectiva de los compuestos de litio de las aguas geotérmicas. Una tecnología que se puede agrupar en términos generales en tres categorías principales: adsorción mediante materiales porosos que permiten la unión de litio, el intercambio iónico y la extracción con solventes.

Si bien este sistema tiene un enorme potencial, ya que ha logrado tasas de eficiencia en el reciclado del agua  del 98%, los expertos avisan de que esta tecnología sigue teniendo retos por delante como  lograr elevar su eficiencia y conseguir buenas cifras de capacidad de producción total.

Por ejemplo, desarrollar un material sólido que se una solo con litio es un gran desafío en la salmuera geotérmica que contiene muchos minerales y metales.

Litio geotérmico: primeras plantas piloto

La planta piloto de Geothermal Engineering tendrá un coste de 4 millones de libras esterlinas (4.8 millones de euros) y tendrá como objetivo además de desarrollar el formato de extracción, también sentar las bases para una futura planta comercial a gran escala.

El lugar seleccionado combina elementos como una roca de granito rica en litio, y yacimientos de agua caliente. Algo que permitirá aumentar la absorción del propio litio y conseguir importantes niveles de producción.

El resultado si todo sale bien será una fuente de litio cercana, sostenible, y además que debería tener un coste asequible. Una alternativa a los formatos tradicionales de extracción del litio de salares o de roca, que habitualmente suponen la destrucción de zonas naturales, la contaminación del lugar, o el abuso de los recursos hídricos de la zona que suele tener como principales perjudicados a los residentes de esa región.

Muestra de 4896,7 m procedente del pozo geothermal en Cornualles

Frente a esto el litio geotérmico se posiciona como una tecnología para el medio o largo plazo, sostenible que además produce energía en su extracción. Algo que para muchos expertos combinado con una potente industria del reciclado, debería dar como resultado una menor dependencia energética exterior de Europa, y menores emisiones contaminantes.

La pregunta es el cuándo. La respuesta es que ya en 2021 se han realizando las primeras catas, que han demostrado una fuerte concentración de litio en los yacimientos locales, además de otros materiales como cesio, el rubidio o el potasio. Ahora la compañía trabaja en la instalación piloto que debería comenzar a operar a finales del mes de marzo, y que será la encargada de determinar el futuro de esta prometedora tecnología.

Compártelo: