Así será el Mercedes-Benz EQC 2024, un sedán eléctrico rival de los BMW i4 y Tesla Model 3

La gama de Mercedes-Benz sufrirá una profunda transformación a lo largo de esta década. Además de electrificar su porfolio de modelos, la compañía alemana quiere simplificar su oferta y centrarse en sus propuestas más vendidas y rentables. Por ello, prescindirá de las carrocerías familiares y se centrará en los sedanes y los SUV.

Sin embargo, esta racionalización irá mucho más allá, pues la firma de la estrella quiere eliminar todos los solapamientos de su actual oferta, cubriendo los mismos nichos del mercado con menos modelos. Este movimiento afectará directamente al primer integrante de su joven submarca eléctrica EQ, el EQC, que se lanzó en 2019.

Este SUV mediano (segmento D) de 4,76 metros de largo no ha cumplido con las expectativas de ventas de la empresa. Por ese motivo, será sustituido indirectamente por el EQB (4,68 metros) y el inminente EQE SUV, pues entre ambos no habrá espacio para un tercer SUV de dimensiones intermedias como el EQC actual.

Esto no supondrá la desaparición de la denominación EQC dentro de la gama Mercedes-Benz, pues se reutilizará en una berlina eléctrica prevista para 2024. Dado que los sedanes compactos (segmento C) y medianos (segmento D) tienen unas dimensiones muy similares (el Clase A Sedán mide 4,55 metros de largo, el CLA 4,69 metros y el Clase C 4,75 metros), el nuevo modelo cubrirá ambas categorías.

El Mercedes-Benz EQC cubrirá dos segmentos

Así, el nuevo EQC completará la oferta de berlinas eléctricas de Mercedes-Benz, complementando a los ya conocidos EQE y EQS. Entre sus rivales podríamos destacar al futuro Audi A4 e-tron y a los BMW i4, Polestar 2 (que sigue la misma estrategia de cubrir dos segmentos) y Tesla Model 3 (que actualmente se sitúa como el coche eléctrico más vendido del mundo).

El Mercedes-Benz EQC 2024 se asentará sobre la plataforma modular MMA, desarrollada específicamente para coches eléctricos de los segmentos C y D. Esta arquitectura contará, entre otros avances, con un sistema eléctrico de 800 voltios, lo que permitirá al modelo alemán acceder a cargas ultra-rápidas de alta potencia.

Además, también tomará muchas soluciones del avanzado VISION EQXX, un concept car que gracias a su superlativa eficiencia es capaz de superar los 1.000 km reales de autonomía con una batería de menos de 100 kWh. Aunque es poco probable que el EQC iguale el coeficiente aerodinámico del prototipo (0,17), posiblemente mejore en este aspecto al EQS (0,20), actual referencia del mercado.

Compártelo: