Panasonic presenta en EEUU nuevos paneles solares residenciales de mayor eficiencia

La feria Intersolar 2022 ha sido el escenario en el que Panasonic ha presentado nuevos paneles solares fotovoltaicos EverVolt, que aumentan las opciones para los que quieren depender menos de la red eléctrica. El gigante de la electrónica también dispone de baterías estacionarias para sacarle al sol todo el partido posible.

Por un lado presentó los paneles H Series 410W y 400W (en la imagen, a la izquierda), con un nivel de eficiencia del 22,2% y el 21,6%, respectivamente. Son los más potentes del catálogo de Panasonic. Se componen de 66 celdas parcialmente seccionadas y permiten una mayor producción eléctrica a igualdad de superficie. Otro dato relevante es el coeficiente de temperatura de 0,26%/ºC, líder en el sector, y una potencia garantizada del 92% pasados 25 años.

Por otro lado, los paneles PK Black Series 370W y 360W (en la imagen, a la derecha) tienen un enfoque más económico y con la estética en mente al no haber divisiones entre módulos. La eficiencia de estos paneles es más baja, 20,3% y 19,7%, respectivamente, y la garantía a largo plazo es del 86% de producción pasados 25 años.

Cuentan con la tecnología PERC, los primeros de Panasonic de este tipo, y la principal pega de la mejora estética es que son un poco menos eficientes que los módulos visualmente separados. El coeficiente de tempertura es el mismo que en los H Series.

Los clientes estadounidenses pueden asociar estos paneles a las baterías estacionarias EverVolt, ya por su segunda generación. Permiten una entrega de potencia de 7,6 kW desconectados de la red o 9,6 kW enchufadas a la red. Hay dos capacidades para elegir, 17,1 o 25,65 kWh netos, y funcionan tanto en corriente alterna como en corriente continua.

La disponibilidad comercial de los paneles presentados arranca en el segundo semestre, mientras que las baterías EverVolt 2.0 se empezarán a entregar en abril en Norteamérica.

Lamentablemente, en el mercado europeo no los veremos. Panasonic anunció su retirada de esta línea de negocio para el Viejo Continente el año pasado, incapaz de competir con los fabricantes chinos. Sus fábricas en Malasia y Japón tienen planificado su cierre, pasando a comercializar paneles fabricados por terceros, pero con su marca. Es un cambio de estrategia, en vez de fabricar y vender paneles solares, se dedicarán a la venta de soluciones, otros serán los que fabriquen para ellos.

Compártelo: