El Renault 5 Prototype se actualizará para celebrar el 50 aniversario del R5 original

Este 2022 se cumplen 50 años del lanzamiento del Renault 5, uno de los automóviles más populares de Europa durante los años 70 y 80. El R5 es considerado, junto con el FIAT 127, el primer utilitario moderno, pues sentó las bases del actual segmento B y precedió a una generación completa de polivalentes (Volkswagen Polo, Ford Fiesta, Opel Corsa…).

El R5 fue descrito en el momento de su lanzamiento como un dream car debido a lo novedoso de su diseño, pues combinaba elementos como unos modernísimos paragolpes de plástico (fue el primero en apostar por esta solución que ahora emplean todos los automóviles del mercado) con un práctico portón y unos asientos abatibles que lo transformaban en una práctica furgoneta en caso de necesidad.

La primera generación del R5 se vendió de 1972 a 1985, mientras que la segunda, conocida como Supercinco, estuvo disponible entre 1984 y 1996. Durante sus últimos seis años de vida comercial convivió con el que sería su sustituto, el Clio, que se lanzó en 1990 y todavía continúa a la venta tras cinco generaciones de gran éxito.

El carismático R5 es, junto con el 4L, el clásico más recordado de la firma francesa, en parte por su juvenil y risueña estética, en parte por sus éxitos en competición y sus legendarias versiones deportivas (Alpine/Copa, Alpine Turbo/Copa Turbo, Turbo, Turbo 2, Maxi Turbo, GT Turbo…). Por este motivo, Renault ha decidido relanzarlo.

El Renault 5 regresará en 2024

El nuevo R5, cuyo diseño fue adelantado el año pasado por el concept 5 Prototype, se presentará a finales de 2023 y se pondrá a la venta a principios de 2024. Vendido exclusivamente como eléctrico, este modelo tendrá una tarea titánica: sustituir al ZOE, que durante casi una década se ha mantenido como uno de los coches cero emisiones más vendidos del viejo continente.

Sus armas para lograrlo serán un precio de partida relativamente bajo (unos 20.000 euros antes de ayudas; es decir, un 33% menos que el ZOE) y un diseño que capturará toda la esencia de su predecesor. Con 3,92 metros de largo, será algo más corto que los Clio (4,05 metros) y ZOE (4,09 metros). Se basará en la plataforma CMF-BEV, la cual compartirá el 50% de sus componentes con la CMF-B de los Clio y Captur para reducir costes.

Estará disponible con dos baterías, una de 40 kWh y otra de 52 kWh, ambas con celdas NCM (níquel, cobalto, manganeso) de origen Envision AESC. Con el segundo pack homologará un alcance aproximado de 400 km WLTP. Aunque tendrá un motor de 136 CV (100 kW), también existirá una versión deportiva Alpine que llegará a los 218 CV (160 kW). Su potencia de carga máxima será de 130 kW.

Como parte de las celebraciones por el 50 aniversario del R5, se espera que Renault revele una versión actualizada del 5 Prototype, el cual verá modificados algunos de sus elementos estéticos para acercarse más al modelo de producción. Cabe la posibilidad de que también se muestre su habitáculo, que hasta ahora se ha mantenido oculto.

Compártelo: