Esta es la respuesta de BMW al volante Yoke de Tesla y Toyota

Tras la aparición del volante tipo mariposa de Tesla, llamado Yoke, que incorporan de serie los renovados Model S y Model X, el mercado parece moverse hacia un cambio de un elemento esencial del automóvil; el volante.

Recientemente, con el debut del Toyota bZ4X, el coche eléctrico nipón se sumaba a al moda del volante ochentero del Coche Fantástico, con otro volante tipo mariposa. Ahora BMW va un paso más allá con una llamativa patente.

El nuevo ‘invento’ de BMW es un volante mucho más pequeño de lo que estamos habituados y ofrece funciones retráctiles para ser usado con una sola mano.

La tecnología que entraña la nueva patente, está en las dos manetas en forma de «L», situadas en ambos extremos, que pueden girar independientemente del elemento central, mientras este permanece en la posición estándar incluso en las curvas.

El nuevo volante puede girar 90, 180 o 270 grados, mientras que la orientación de los dedos no cambia y la operación sólo se puede realizar con una mano.

Patente BMW

Pero este revolucionario volante, si se puede seguir llamando así, no es la única particularidad del nuevo joystick pensado para la conducción de BMW. Otra de sus ventajas es que adopta diferentes configuraciones, donde destaca una pensada para la llegada de la conducción autónoma total, la de verdad Nivel 4 o 5 SAE.

El volante puede plegarse para no ‘estorbar’ cuando el automovil se encarga de conducir por si solo.

BMW ha contado cómo nació su nuevo volante que reinventa el aro que se ha usado durante más de 100 años. Según el documento presentado ante la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos, el dispositivo está pensado para «el desarrollo de vehículos al menos parcialmente autónomos«.

El fabricante alemán quiere aumentar el espacio interior eliminando la necesidad de tener un volante en frente al conductor para que este se convierta en un viajero más, gracias a la capacidad de conducción autónoma.

Por el momento el volante futurista de BMW es sólo una patente, lo que no quiere decir que en breve veamos una solución tan avanzada en los coches de una marca tradicional como la del fabricante bávaro.

Al contrario que BMW, Tesla ya ofrece su volante Yoke de serie en su gama superior, aunque este volante carece de las opciones de la patente de los alemanes. Por su parte Toyota tienen preparada y confirmada su tecnología «steer-by-wire» del bZ4X, ya confirmado por el fabricante japonés.

A la espera de que estas nuevas innovaciones lleguen a los coches de serie, al menos podemos comprobar cuales son las primeras ventajas e inconvenientes del Yoke de Tesla.

Las primeras pruebas realizadas en el renovado Tesla Model S y Model X, indican que la eliminación e la parte superior del volante que caracteriza al diseño tipo mariposa, permite disfrutar de una mayor visibilidad del panel de instrumentos.

Por otra parte esta solución presenta varios problemas críticos. Uno de los principales es la imposibilidad de garantizar de ofrecer un agarre firme en cada ángulo de dirección, complicando las operaciones en caso de maniobras de emergencia para corregir cualquier derrape.

Compártelo: