Se presenta el BMW iX M60, un SUV eléctrico muy deportivo con 619 CV de potencia y 575 kilómetros de autonomía

A pesar de que su estética se filtró por completo ayer, BMW ha presentado hoy el nuevo iX M60, la propuesta más deportiva de la gama iX. Este modelo, cuyo lanzamiento al mercado está previsto para el mes de junio, arroja una potencia máxima de 619 CV (455 kW), lo que lo convierte en uno de los automóviles más potentes jamás producidos por la firma bávara.

El iX M60 mantiene la configuración «dual motor» del iX xDrive50; sin embargo, el propulsor del eje posterior es específico de la versión M. Su velocidad punta está limitada electrónicamente a 250 km/h en lugar de a 200 km/h. Aunque su pack de baterías de 111,5 kWh es idéntico, la autonomía se reduce de 630 km WLTP a 575 km WLTP debido al mayor consumo de energía.

En el plano de la carga no encontramos cambios respecto al modelo inferior, pues el M60 sigue pudiendo llegar a potencias máximas de 11 kW en corriente alterna y de 200 kW en corriente continua. Conectado a una estación ultra-rápida, el vehículo es capaz de recuperar hasta 150 km en apenas 10 minutos, pasando del 10 al 80% de carga en 35 minutos.

BMW hace especial hincapié en que este es su primer modelo en superar los 1.000 Nm de par: el iX M60 entrega 1.015 Nm en modo Sport y 1.100 Nm con la función Launch Control activada, lo que le permite completar el 0 a 100 km/h en apenas 3,8 segundos, igualando con ello la aceleración del X5 M Competition (625 CV), su equivalente térmico.

El BMW iX M60 combina las características de los modelos i, X y M

La suspensión con amortiguadores adaptativos ha sido configurada para ofrecer un comportamiento más deportivo que en el resto de versiones que componen la gama iX. También son específicas las barras antivuelco, la dirección Activa Integral, los frenos deportivos y las llantas aerodinámicas de 21 pulgadas incluidas de serie.

El sistema de tracción total inteligente xDrive con limitación de deslizamiento de las ruedas y Launch Control permite optimizar la motricidad y la estabilidad, lo que de acuerdo con la propia marca garantiza «un placer de conducción sin emisiones con la dinámica de conducción, agilidad y precisión típicas de BMW M».

Desde un punto de vista estético, el iX M60 mantiene el kit «M Sport» ya visto en el iX xDrive50, si bien cuenta con algunas características específicas como las pinzas de freno pintadas en azul, los emblemas M en el nuevo acabado High Gloss Black/Titanium bronce y el pack estético High Gloss Black/Titanium bronce.

En el interior habría que destacar los asientos multifuncionales de serie, el techo en color antracita y la Pantalla Curva BMW con el logo M a la izquierda del display. El sistema BMW IconicSounds Electric por su parte ha sido adaptado para ofrecer una clara diferenciación entre los modos Personal y Sport.

Entre el equipamiento de serie habría que destacar los faros con tecnología láser, acceso confort, BMW Live Cockpit Professional y BMW Natural Interaction, sistema de sonido Bowers & Wilkins Diamond Surround, asientos con ventilación activa para conductor y pasajero, el pack Thermal Comfort… Como no podía ser de otra forma, el todocamino germano incluye sensores de última generación, un nuevo software y una potente plataforma informática con transmisión de datos rápida vía 5G.

Compártelo: