Así es el caos de las tarifas de la recarga rápida de coches eléctricos en España

Como es habitual, nuestro amigo jim3cantos ha publicado la profunda recopilación de los precios de la recarga rápida de coches eléctricos en España. Una tabla que demuestra de una forma gráfica el galimatías al que se tienen que enfrentar los clientes a la hora de cargar sus vehículos para lograr hacerlo no sólo de la forma más rápida, sino más económica posible.

Como podemos ver en la imagen, las posibilidades son casi infinitas. Y es que los operadores por alguna razón han pensado que poner diferentes precios a una misma red según la aplicación que uses es buena idea. 

Dentro de la recarga que ya podríamos catalogar como semi-rápida, aquella que llega a los 50 kW, destacan compañías como Easycharger e Iberdrola, que cobran a 0.30 euros el kWh. En el siguiente escalón está Blaudrive (App Go Veyond) que cobra entre 0.25 y 0.35 euros el kWh, Wenea y Repsol con 0.39 euros el kWh a esta potencia, mientras que Endesa llega a los 0.40 euros el kWh.

Precios carga rápida España enero 2022

Pero hablando de la carga rápida de verdad, aquella por encima de los 100 kW, vemos que de momento Tesla sigue siendo la más competitiva con un coste de 0.36 euros el kWh independientemente de la potencia. Tanto en puntos V2 a 150 kW, como en V3 a 250 kW. Eso si, una red de momento exclusiva para los clientes de la marca.

Por detrás encontramos a Iberdrola, que se mantiene en la parte alta con un coste de 0.40 euros el kWh a 100 o 150 kW, mientras que la recarga ultrarrápida a pesar de ser de momento anecdótica en despliegue, solo tiene una estación de 400 kW en Elche, llega a los 0.50 euros el kWh.

Mención aparte merece IONITY. La primera red de recarga ultrarrápida de España es un verdadero caos en cuanto a tarifas, ya que podemos encontrar al menos 10 posibilidades de cargar con esta red, cada una con sus características.

La tradicional, el acceso directo para cualquier propietario con la app o tarjeta de IONITY, supone un coste astronómico de 0.79 euros el kWh. Una verdadera salvajada que dispara el coste de la recarga, eso si, a cambio de estaciones siempre disponibles ya que no son muy populares, y velocidades importantes de carga. Podría ser peor, ya que alguien que se le ocurra iniciar sesión con aplicaciones como Plugsurfing podría ver como el coste del kWh llega al 1.04 euros en esta red.

IONITY a precio de Tesla

Pero es que si usamos una app de terceras compañías, como por ejemplo la app de EDP, entonces por arte de magia el precio del kWh en IONITY baja a 0.45 euros. Algo que le permite pasar de la más cara a ser la segunda más barata solo por detrás de Tesla. También seguirá siendo competitiva si usamos la app de Iberdrola, con la que pagaremos a 0.50 euros el kWh. ¿Cómo es esto posible? Pues no lo sabemos.

Y es que con estos precios casi no merece la pena los bonos que ofrecen las marcas que participan en el consorcio IONITY, que permiten acceder a precios competitivos, pero a cambio de compromisos como una cuota mensual.

Por ejemplo, los clientes de Mini tienen posibilidad de cargar a 0.31 euros el kWh en IONITY, pero a cambio de una mensualidad de 13 euros. Por su parte los de Volkswagen cuentan con un abono de 10 euros/mes, por el que el coste del kWh baja a 0.30 euros. Hyundai a su vez cuenta con uno de 13 euros al mes, y el kWh a 0.29 euros.

La conclusión es que afrontar la carga de nuestro coche eléctrico en España requiere una tesis doctoral para saber dónde están los puntos, si están activos, libres y además saber con qué aplicación nos saldrá más barato. Algo que sin duda puede desanimar a más de uno ante algo que debería ser mucho más sencillo y asequible.

Más info | ForoEV

Compártelo: