Tesla está mejorando los Model 3/Y este semestre

Todos los Tesla Model 3 y Model Y de nueva producción van a incorporar una serie de mejoras, la mayoría no son importantes, pero serán apreciables por la clientela. Estos cambios se han comunicado en una circular interna y no se han hecho públicos oficialmente, pero Sawyer Merritt los ha comunicado en un hilo de Twitter que no tiene desperdicio.

Da igual que sea producción de Fremont o de Shanghái, aunque los modelos para el mercado europeo sigan viniendo de China hasta que Giga Berlin se ponga las pilas. Una de las novedades más relevantes es la integración de un nuevo procesador de AMD, modificación que no es retrocompatible ni a nivel de servicio oficial. Ni esa, ni las que van a continuación.

Otra novedad importante es la sustitución de la batería de bajo voltaje de plomo-ácido de 12 voltios por una de litio, más fácil de reemplazar y más ligera, aunque tendrá un coste más elevado por razones obvias. Debido a esto, la conexión eléctrica del remolque se ha deshabilitado hasta que esté disponible un convertidor de corriente a mediados de año que se podrá instalar a posteriori. Esto no afecta a las luces ni a los frenos, solo a consumidores del remolque.

Tesla Model Y

En el interior hay dos cambios notables. Uno de ellos es el calentador de los limpiaparabrisas desde el interior, lo que facilita su descongelación cuando el frío raja las piedras. Puede pedirse su activación mediante aplicación móvil o desde el interior.

Por otro lado, en vez de 14 altavoces y subwoofer habrá uno menos, se ha eliminado el altavoz central del panel de instrumentos. Según el fabricante, se elimina redundancia y complejidad en la producción, sin que la calidad de sonido vaya a verse apreciada. La nueva configuración se supone que tiene mayor flexibilidad para la mejora del equipo de sonido mediante actualizaciones.

La transición estará terminada antes de terminar el semestre. Los coches que dispongan del hardware adecuado irán teniendo todo activado mediante actualizaciones OTA. Los superventas de la marca americana tendrán más argumentos para seguir seduciendo a nuevos conductores de coches eléctricos.

Compártelo: