Las ventas del Jaguar I-Pace se hunden en 2021

Durante el año 2021, el grupo Jaguar Land Rover vendió un total de 420.856 automóviles, un 1,2% menos que en 2020 debido principalmente a la caída de Jaguar: mientras que Land Rover despachó 334.586 unidades, un 3,4% más, su marca hermana vio sus registros reducirse en un 16%, quedándose en apenas 86.270 vehículos.

Lo cierto es que, en plena crisis de los semiconductores, Jaguar Land Rover ha decidido priorizar sus modelos más populares y rentables; es decir, los Land Rover. Jaguar lleva años languideciendo, algo que queda patente si analizamos la evolución de su modelo más reciente: el SUV eléctrico I-Pace, cuyas ventas han caído en picado.

Lanzado en el año 2018, el Jaguar I-Pace fue uno de los primeros coches eléctricos de su categoría, adelantándose a rivales como el Audi Q4 e-tron, el BMW iX3, el Mercedes-Benz EQC o el Tesla Model Y. Considerado por algunos medios como un potencial «Tesla-killer», lo cierto es que en su momento las expectativas en torno al modelo eran elevadas.

El Jaguar I-Pace tiene un tren motriz «dual motor» de 400 CV y 696 Nm, mientras que su batería de 90 kWh de capacidad le proporciona un alcance máximo de 470 km WLTP. En cuanto a la carga, puede alcanzar un máximo de 100 kW de potencia en corriente continua, lo que le permite recuperar 126 km de autonomía en apenas quince minutos.

Jaguar será una marca 100% eléctrica en 2025

Como puede verse, estas especificaciones están lejos de ser malas, sobre todo tratándose de un modelo que se lanzó hace ya cuatro años. Sin embargo, sus ventas durante el año 2021 han seguido una tendencia muy negativa: con un total de 9.970 unidades entregadas, ha sufrido una caída del 39% respecto a las 16.457 unidades alcanzadas en 2020.

Su cuota dentro del total de ventas de Jaguar también ha caído, pues mientras que en 2019 (17.355 unidades) y 2020 superó el 16% de participación, en 2021 apenas supuso el 11,6% de las entregas de la compañía, lo que pone de manifiesto las dificultades experimentadas por un modelo que lo tenía todo para triunfar.

Debido a la crisis que atraviesa, Jaguar anunció recientemente su intención de no lanzar nuevos modelos en los próximos tres años, reduciendo al mínimo sus inversiones. Sin embargo, en 2025 (cuando su gama actual haya agotado su ciclo comercial) regresará transformada en una marca 100% eléctrica. Dado que Jaguar no ha terminado de encontrar su lugar en el sector premium (Audi, BMW, Mercedes-Benz), subirá de categoría y se introducirá en el segmento de lujo (Aston Martin, Bentley, Maserati), lo que podría ser clave para asegurar su rentabilidad.

Fuente | Hindustan Times Auto News

Compártelo: