Volkswagen cumple sus objetivos de emisiones en Europa gracias a sus coches eléctricos

El Grupo Volkswagen entregó un total de 472.300 vehículos enchufables en Europa (UE+Noruega+Islandia) durante el año 2021, mejorando sus registros en un 64% interanual. Así, los híbridos enchufables y los eléctricos a baterías supusieron el 17,2% de las ventas de la compañía en el viejo continente, un incremento notable respecto al 10,1% alcanzado en 2020.

Esto se ha visto reflejado en las emisiones de dióxido de carbono de su flota, que en 2021 se situó en 118,5 g/km de media (excluyendo a Bentley y Lamborghini, que se contabilizan de forma individual); es decir, un 2% menos que su límite objetivo, si bien habría que recordar que la confirmación final por parte de la Comisión Europea todavía está pendiente.

Mientras que en 2020 Volkswagen alcanzó unas emisiones medias de 99,9 g/km bajo el ciclo NEDC, el promedio de 2021 se ha calculado bajo el más estricto ciclo WLTP. Además, también habría que tomar en consideración que Reino Unido ya no está incluido dentro de la Unión Europea, por lo que los resultados de un año y otro no son comparables.

Christian Dahlheim, Gerente de Ventas del Grupo Volkswagen, ha celebrado estos buenos resultados. «Nuestra ofensiva eléctrica en todo el Grupo ganó un impulso significativo el año pasado con numerosos modelos nuevos y atractivos. Casi uno de cada cinco vehículos entregados en Europa era enchufable, más de la mitad de los cuales eran completamente eléctricos».

La marca Volkswagen también ha cumplido con sus objetivos específicos

«Por lo tanto, hemos reducido aún más las emisiones de dióxido de carbono de la flota y estamos cumpliendo con el objetivo de la Unión Europea. También logramos que muchos nuevos clientes se interesaran en la electromovilidad. Como parte de nuestra estrategia New Auto, continuaremos impulsando constantemente la electrificación de nuestra gama en los próximos años. En 2030, planeamos tener un 60% de vehículos totalmente eléctricos en Europa«.

La multinacional alemana tiene como objetivo convertirse en el principal fabricante de automóviles eléctricos del mundo para el año 2025. Para lograrlo, entre 2022 y 2026 invertirá alrededor de 52.000 millones de euros en movilidad eléctrica, así como 8.000 millones de euros en tecnología híbrida, electrificando a gran velocidad su alineación de modelos.

La marca Volkswagen también ha cumplido con sus objetivos específicos, reduciendo sus emisiones de dióxido de carbono en 5,5 millones de gramos. Mientras que el límite legal de la firma se situaba en 119 g/km, finalmente ha logrado una media de 113 g/km.

Fuente | Volkswagen

Compártelo: