Volkswagen presentará la furgoneta eléctrica ID. Buzz el próximo 9 de marzo

Herbert Diess, director ejecutivo del Grupo Volkswagen, ha anunciado de forma oficial que la esperada furgoneta eléctrica ID. Buzz se presentará el próximo 9 de marzo. Por lo tanto, el modelo de producción se presentará cinco años después que el primer prototipo, que vio la luz en 2017 durante el Salón del Automóvil de Detroit.

La Volkswagen ID. Buzz tendrá un papel de gran importancia dentro de la gama cero emisiones del fabricante alemán, pues no solo será su primer vehículo comercial desarrollado desde cero como eléctrico, sino que su estética abiertamente retro lo convertirá en uno de los modelos insignia de la compañía, tomando de cierta manera el lugar del discontinuado Beetle.

El diseño de la ID. Buzz se inspirará en la Transporter T1 de los años 50 y 60, la clásica furgoneta «hippie» que tan popular se ha vuelto entre surfistas y amantes de las camper durante las últimas décadas. Además, se convertirá en el vehículo más familiar de la gama ID., pues por el momento Volkswagen no tiene previsto el desarrollo de ningún monovolumen eléctrico.

En un principio, el nuevo modelo se pondrá a la venta en el segundo semestre del año, si bien en algunos mercados seleccionados como Noruega y Suecia ya se puede reservar. Su producción tendrá lugar en la planta alemana de Hannover, donde también se ensamblará su variante camper, denominada ID. California.

Su versión camper se denominará Volkswagen ID. California

De acuerdo con las informaciones preliminares, la ID. Buzz estará disponible en dos longitudes. Aparentemente, el modelo más largo medirá 4,94 metros y tendrá una batalla de 3,30 metros, unos 30 centímetros más que la Transporter T6.1 térmica. Esto será posible gracias al uso de la plataforma modular MEB.

Por el momento no se tienen datos técnicos concretos del vehículo, si bien los rumores apuntan a que estará disponible con dos packs de baterías: uno de 60 kWh que le proporcionará una autonomía aproximada de 300 km WLTP, y otro de 100 kWh con el que llegará a los 500 km WLTP. Además, se ofrecerá en configuraciones de tracción trasera y total.

Como no podía ser de otra forma, también se comercializará en versiones de pasajeros y de carga. En un principio, a Estados Unidos solo llegará el modelo de pasajeros con la carrocería larga, mientras que las variantes corta y de carga quedarán reservadas para el viejo continente, que a la postre se convertirá en su principal mercado.

Compártelo: