Alpine amplía su red española a 15 centros antes de la llegada de su gama eléctrica

Alpine, la marca deportiva del Grupo Renault, protagonizará en los próximos años una de las transiciones a la movilidad eléctrica más rápidas del panorama. Actualmente comercializa un único modelo térmico, el deportivo A110; sin embargo, a corto plazo su oferta se renovará por completo con el lanzamiento de tres propuestas cero emisiones.

El primero en llegar será un hot hatch derivado del Renault 5. Previsto para 2024, este utilitario equipará el motor de 218 CV del Megane E-TECH Electric y tendrá en el punto de mira al MINI Cooper SE. Un año más tarde hará acto de presencia un crossover mediano basado en la plataforma CMF-EV del Nissan Ariya. En este caso, sus principales rivales serán el Maserati Grecale Folgore y el Porsche Macan eléctrico.

El colofón de este «Dream Garage» llegará en 2026 con el desembarco de un nuevo deportivo eléctrico llamado a sustituir al A110. Este biplaza será un desarrollo conjunto con la marca británica Lotus; de hecho, todo apunta a que su fabricación tendrá lugar en Reino Unido en lugar de en Francia, donde actualmente se produce el A110.

Con el objetivo de prepararse para esta importante renovación de su oferta, Alpine expandirá su red de distribución en España. Así, a los actuales Alpine Centre situados en Barcelona y Madrid se sumarán este mismo mes de febrero otros trece: Gijón, Getafe, Valencia, Granada, Sevilla, Andorra, León, Marbella, Málaga, Valladolid, Vigo, Santander y Bilbao.

Alpine tendrá una red formada por 15 centros

La electrificación de Alpine comenzará en dos años

Coincidiendo con estas aperturas, los Alpine Centre acogerán la gira «Grand Opening Tour», que incluirá una maqueta de Fórmula 1, un simulador y una zona con merchandising. En paralelo, la red española recibirá la renovada gama A110, que en un principio solo se mantendrá en producción hasta la llegada del primer eléctrico de la firma.

El Director General de Renault y Alpine en Iberia, Sébastien Guigues, que ha acudido a la inauguración del Alpine Centre de Getafe, ha querido señalar el papel protagónico que desempeñará la marca a partir de ahora en el seno del grupo, pues ha pasado a englobar tanto el departamento de competición de su matriz como la histórica división Renault Sport.

«Abrimos una nueva etapa para la marca con una apuesta muy fuerte, como demuestra el importante aumento de capilaridad de la red con 15 puntos de venta en España. Los excelentes resultados comerciales obtenidos el pasado año y el prometedor futuro de la marca -incluyendo su presencia en la Fórmula 1, como proyección global- hacen que estemos muy ilusionados».

Compártelo: