Todo lo que debes saber sobre cómo cargar tu coche eléctrico en casa

¿No estás seguro de si deberías invertir en colocar un cargador para tu eléctrico en casa? Son muchos los que a la hora de comprar un eléctrico dudan de si deben o no poner un cargador fijo, o si podrán tirar con el ocasional, o incluso si podrás depender de los puntos públicos. 

Entonces, ¿Deberías instalar un cargador en tu garaje? La respuesta corta es que si, que debes poner tu cargador por varias cuestiones que os desglosamos en este artículo, pero que podemos resumir en tres aspectos básicos: velocidad de carga, eficiencia y seguridad, y que además no supondrá una inversión demasiado elevada que como veremos a continuación, supondrá solo contando el cargador de nivel 3 una inversión de entre 500 y 900 euros.

Un aspecto precios del cargador, así como su instalación, que podemos ver con más detalle en nuestro artículo: Cuánto cuesta un punto de recarga para un coche eléctrico.

¿Qué es un cargador doméstico para vehículos eléctricos?

Como su nombre indica, un cargador doméstico es un equipo de carga para tu vehículo eléctrico. Los cargadores domésticos para vehículos eléctricos destacan por ofrecernos la comodidad de poder cargar cuando queramos, y además hacerlo con tarifas que habitualmente son más competitivas que las públicas. En si, en contra está la inversión necesaria para comprar el equipo, y realizar la instalación.

Los cargadores diseñados para el hogar suelen tener varios métodos de instalación. Algunos cargadores pueden conectarse a la toma de corriente de 230 voltios más cercana que esta disponible en la mayoría de los hogares, mientras que otros requieren un cableado exclusivo y que debe realizar una empresa instaladora. Suelen ser más lentos que muchas redes de carga públicas, pero eso es lo que quieres para mantener la batería de tu vehículo eléctrico en buen estado; también te permitirá ahorrar dinero en la factura de la luz.

¿Cómo de rápidos son los cargadores domésticos de vehículos eléctricos?

La mayoría de los cargadores de vehículos eléctricos disponibles actualmente para tu hogar son más lentos que los que se encuentran en las redes de carga públicas. Sin embargo, esto es exactamente lo que se desea con un cargador doméstico.

La carga rápida suministra mucha energía, lo que puede crear un calor que estresará” las baterías más que la carga de CA (corriente alterna). Algunos vehículos también tienen un acondicionamiento de la batería diseñado para que ésta alcance la temperatura óptima para la carga. Aunque el estrés térmico tiene un impacto mínimo en la vida de la batería a lo largo del tiempo, sigue siendo una buena idea confiar en el Nivel 3 para la carga diaria.

Los cargadores de nivel 3 son una buena manera de mantener las baterías de los vehículos eléctricos en buen estado a largo plazo. Con una potencia de unos 32 amperios, los cargadores domésticos de nivel 3 suelen tener una potencia de 7.4 kW. Esto sirve para añadir unos 40 kilómetros de autonomía por hora a tu coche. Aunque es más lento que los cargadores rápidos de corriente continua públicos, es una velocidad perfecta para cargar completamente tu vehículo durante la noche.

Podemos resumir los tiempos de carga según la potencia usada y el modelo:

Carga hasta el 100%

Modelo16 amperios/3.7 kW32 amperios/7.4 kW32 amperios/11 kW
Peugeot e20815:15 horas7:45 horasND
Volkswagen ID.3 58 kWh17:30 horas8:45 horas5:52 horas
Volkswagen ID.3 77 kWh23:30 horas12:15 horas8:15 horas
Tesla Model 3 Long Range22.30 horas11:20 horas7:15 horas
Renault ZOE 52 kWh16 horas9:25 horas6 horas
(3 horas a 22 kW)
KIA eNiro 64 kWh17 horas8:30 horasND

¿Qué cargador doméstico es el adecuado para mi vehículo eléctrico?

A medida que el número de vehículos eléctricos aumenta cada año, también lo hace la disponibilidad de redes públicas de recarga y de cargadores domésticos. Pero, ¿Cuál es el perfecto para tu vehículo eléctrico? Bueno, depende principalmente de tu puerto de carga.

Afortunadamente, la mayoría de los vehículos eléctricos del mercado actual no utilizan un puerto de carga propio, excepto Tesla. Cuando Tesla empezó a fabricar el Model S, en Estados Unidos no se utilizaba ningún puerto estándar, por lo que Elon Musk diseñó un conector más delgado que pudiera soportar la carga de alto rendimiento. Algo que en Europa ya no llegó a suceder al adaptarse al sistema del Tipo 2, y posteriormente al CCS.

La mayoría de los vehículos eléctricos que encontrarás utilizan un puerto CCS. Estos son compatibles con un montón de cargadores rápidos de CC (corriente continua) en varias redes del país. Uno de los pocos VE que quedan en el mercado que no tiene un puerto CCS es el Nissan Leaf, que utiliza un puerto CHAdeMO.

Es importante tener en cuenta que las empresas que venden cargadores domésticos también tienen sus propias redes de carga pública que admiten múltiples puertos de carga. Estas empresas quieren que sus cargadores sean compatibles con varios vehículos eléctricos modernos.

Tesla también vende su propio cargador doméstico llamado Wall Connector. Tiene varias ventajas; el Wall Connector es más asequible, con un precio de 599 euros, y puede generar hasta 11,5 kW de potencia. Tesla incluso te pondrá en contacto con un técnico certificado por Tesla para que lo instale en tu casa. Como inconveniente, estos cargadores no disponen de gestión inteligente de potencia (balanceo de carga dinámico) por tanto no se ajustan a la potencia disponible en la vivienda de forma dinámica y en muchos casos es necesario ampliar la potencia contratada para poder usar el cargador.

¿Debería comprar un cargador para el hogar?

Si eres propietario de una casa y no te importa que te instalen uno profesionalmente, un cargador EV para el hogar es una obviedad. Esta es una de las partes más importantes de tener un vehículo eléctrico. Minimizar la ansiedad por la autonomía es la mejor manera de disfrutar de la conducción de tu nuevo coche eléctrico con tranquilidad.

Los cargadores domésticos de nivel 3 oscilan entre 500 y 900 euros, y aunque son caros, son una compra única que te facilitará la vida a largo plazo.

Sin embargo, si vives en un edificio de viviendas y no puedes instalar un cargador doméstico, aún puedes comprar un VE. Echa un vistazo a las redes de recarga en tu trayecto diario, y mira si el programar cuando recargar puede funcionar en tu rutina diaria.

Un artículo de Smartwallboxes

Compártelo: