El BMW i3 se despide a lo grande con una edición especial

Esta semana hemos conocido que el BMW i3 dejará de producirse este próximo verano después de 9 años a la venta. El que siempre llevará la insignia de «primer coche eléctrico de BMW» que ahora dejará sitio a nuevas propuestas. Pero antes de marcharse, el i3 quiere dejar un último recuerdo en forma de edición especial.

Se trata de la BMW i3 Unique Forever Edition. La última oportunidad de llevarnos a casa a este eléctrico diferente y que contará con elementos diferenciales para un modelo ya de por si llamativo.

Se trata de una edición a nivel mundial y limitada a solo 2.000 unidades. Cuenta con un diseño único y elementos propios, como por ejemplo, dos pinturas exclusivas o el emblema de la edición “One of 2000”. La edición se completa con equipamiento adicional (llantas de 20”, control de crucero con función de frenado, acceso confort…) para hacerla todavía más atractiva.

El exterior podrá contar con una pintura que sólo tendrá esta edición. Denominada Storm Bay, cuenta con detalles en cobre que le otorgan un aspecto diferente y enfatiza su carácter deportivo. Para los que este color no encaje, BMW también ofrecerá otras dos opcionales tanto rojo como gris.

En el interior también encontramos aspectos diferenciadores, como el emblema de Unique Forever, un anagrama en las puertas, y con detalles de cuero por el habitáculo, como los asientos Vernasca. Todo para un conjunto todavía más elegante.

El legado del BMW i3

En el aspecto mecánico, no hay novedades respecto a la última, literalmente, renovación del i3. Esta ha supuesto añadir una batería de 42.2 kWh brutos, 37.9 kWh útiles, suficientes para lograr 308 km de autonomía WLTP. Una batería refrigerada por líquido y formada por las robustas celdas de Samsung, que se encarga de alimentar un motor que en su última parte añadió un nuevo nivel de potencia que elevó los 170 CV originales a los 184 CV. Eso si, también elevando el peso del conjunto hasta los 1.345 kilos. Algo que supone 150 kilos más que la primera generación.

Un eléctrico diferente en lo visual, que destacaba por su elevada eficiencia, por la excelente respuesta de su motor, y también por su conducción que sorprendió a propios y extraños al ser mucho más deportiva de lo que se pensaba a primera vista.

Un comportamiento dinámico que se apoyaba en su bajo peso, elevada potencia, y tracción trasera. Eso si, siempre con todo bajo control ya que incluso desconectando el sistema de control de estabilidad, el coche se mantenía alerta para intervenir en caso de necesidad.

El i3 también destacó por su sistema de extensor de autonomía. Algo que elevaba el precio de forma exagerada, unos 5.000 euros adicionales en su momento, pero que permitió a muchos dar el salto a la movilidad eléctrica sin estar totalmente convencidos, gracias al soporte del extensor gasolina. Un extensor sencillo, formado por un pequeño motor gasolina que era incapaz de satisfacer las necesidades del motor en caso de quedarse sin nada de carga. Algo que provocó más de un problema y queja de los usuarios. Pero una vez conocido esto, era una interesante herramienta.

Para terminar una nota curiosa que muchos no conocen. Y es que con la llegada de la última versión con la batería de 120 Ah, BMW decidió dejar de ofrecer el extensor de autonomía, que se quedó en la versión de 94 Ah. Lo más llamativo es que eso sólo sucedió en Europa, ya que en Estados Unidos se añadió el extensor a la versión de mayor batería.

El resultado era un i3 con una autonomía EPA de 203 kilómetros, que añadían otros 120 km EPA, para una autonomía total de 323 km bajo el ciclo EPA. Un ciclo que como recordamos, no era muy benevolente con el i3.

Eso si, una alternativa que tenía un precio muy elevado que en Estados Unidos se colocó en los 48.300 dólares. Por encima del Tesla Model 3 Standard, y cerca del Long Range. Algo que unido al incremento de la competencia, y la llegada de los i4 e ix, han terminado con la vida comercial de un coche eléctrico que ahora se despide con esta edición especial.

Más info | BMW

Compártelo: