Ford invertirá 20.000 millones de dólares adicionales en movilidad eléctrica; podría crear una empresa separada para sus coches eléctricos

De acuerdo con un informe publicado por los medios estadounidenses, Ford estaría planeando reestructurarse con el objetivo de reorientar su negocio hacia el coche eléctrico; además, la firma del óvalo también tendría la intención de incrementar sus inversiones destinadas a la movilidad eléctrica en 20.000 millones de dólares adicionales.

Como parte de esta reestructuración, Ford estaría estudiando la posibilidad de crear una empresa separada centrada en el desarrollo y la fabricación de coches eléctricos, una suerte de spin-off que cotizaría en bolsa y permitiría a la centenaria compañía captar nuevos inversores, siguiendo la senda de empresas más jóvenes como Rivian o Tesla.

Detrás de este plan se encontraría Doug Field, un antiguo ingeniero de Apple y Tesla que se unió a Ford el año pasado. La nueva estrategia corporativa ya contaría con el respaldo de Jim Farley, director ejecutivo de la empresa, si bien todavía no está claro cuando se anunciarán públicamente estos cambios (en caso de que finalmente se ejecuten).

Como los lectores recordarán, el éxito del Mustang Mach-E y la enorme cantidad de reservas acumuladas por la pick-up F-150 Lightning (lo que ha obligado a duplicar su producción prevista) han disparado el valor bursátil de Ford, que al igual que rivales como General Motors, cada vez está destinando más recursos a la electromovilidad.

Ford Europa será 100% eléctrica en 2030

Los 20.000 millones de dólares adicionales, que estarán destinados principalmente a transformar sus actuales plantas para acoger la producción de coches eléctricos, se sumarían a los 30.000 millones de dólares que la compañía ya se comprometió a invertir hasta el año 2025.

«Estamos ejecutando nuestro plan Ford Plus para transformar la empresa y prosperar en esta nueva era de vehículos eléctricos y conectados. No haremos comentarios sobre especulaciones», ha querido señalar en relación a estas informaciones Mark Truby, actual director de comunicaciones de la compañía norteamericana.

Sin embargo, estos rumores ganan credibilidad si tenemos en cuenta que la división europea de Ford planea abandonar por completo los motores de combustión interna para el año 2030. Este enorme cambio de paradigma convertirá a la firma del óvalo en uno de los primeros fabricantes generalistas de gran volumen en apostarlo todo al coche eléctrico en un mercado clave. Para lograr esta rápida transición, Ford contará con el apoyo de su aliada Volkswagen (los futuros coches eléctricos pequeños y medianos de Ford destinados al viejo continente utilizarán la plataforma modular MEB del gigante alemán).

Fuente | Autoblog

Compártelo: