Un dron capta nuevas imágenes de la renovada Tesla Cybertruck

A pesar de que el primer prototipo se presentó en el año 2019, Tesla confirmó recientemente que su esperada pick-up eléctrica, la Cybertruck, no llegará al mercado «como pronto» hasta 2023 debido tanto al actual cuello de botella en el suministro de celdas que sufre la compañía como a una serie de modificaciones técnicas de última hora que están realizando los técnicos.

Lo cierto es que, debido a este retraso, la ventaja con la que contaba Tesla hace tres años respecto a sus rivales se ha diluido por completo, pues las GMC Hummer EV y Rivian R1T comenzaron a producirse el año pasado; además, a corto plazo a ambos modelos se sumarán muchas otras propuestas: Ford F-150 Lightning (2022), Chevrolet Silverado EV (2023), RAM 1.500 eléctrica (2024)…

Con el objetivo de no quedarse descolgada, Tesla ha decidido introducir algunos equipamientos que inicialmente no estaban contemplados, incluyendo la función Tank Turn (ya vista en la Rivian R1T) y un sistema de ruedas traseras directrices (ya visto en la GMC Hummer EV) que permitirá mejorar su comportamiento dinámico y maniobrabilidad.

El Tank Turn, que permite que el vehículo rote sobre sí mismo como un tanque al hacer girar las ruedas de cada lado en un sentido, solo puede implementarse si cada rueda está asociada a su propio motor eléctrico, motivo por el que finalmente la versión tope de gama de la Cybertruck contará con cuatro propulsores (Quad Motor) en lugar de tres (Tri Motor).

La Tesla Cybertruck conservará su polémico diseño

Lo que Tesla no planea modificar es el radical diseño de su camioneta, una de las principales razones por las que lleva más de 1,3 millones de reservas acumuladas hasta el momento. Sin embargo, sí que introducirá algunos elementos (limpiaparabrisas monobrazo, retrovisores de gran formato, llantas convencionales) necesarios en un vehículo de producción.

Aunque el diseño actualizado de la Tesla Cybertruck ya se filtró hace unas semanas, ahora podemos observar el modelo en mayor detalle gracias a un vídeo tomado en la fábrica de Fremont por el canal Met God in the Wilderness. Las imágenes, captadas con un dron, nos muestran una unidad de pruebas equipada con diversos sensores y algo de camuflaje en la zaga.

Curiosamente, el prototipo no conserva el limpiaparabrisas de las imágenes filtradas; sin embargo, el resto de modificaciones sí están presentes. Además, también se puede observar por primera vez la zona de carga, que se podrá ampliar abatiendo los asientos traseros (lo que conectará la cama con el habitáculo).

Compártelo: