En Alemania ya ofrecen el IONIQ 5 como taxi ¿Una buena opción?

Hoy en día con la oferta de coches de amplia autonomía, y la creciente red de recarga, la compra de un taxi eléctrico es más fácil de asumir desde el punto de vista económico. Por supuesto cada parada es un mundo. Pero en Alemania lo tienen claro, y se han lanzado a la electrificación del sector añadiendo el nuevo IONIQ 5 a la oferta de modelos adaptados.

Decir antes de nada que la elección del modelo es muy diferente según la zona de España. Hay comunidades que solo permiten usar los homologados, mientras que otras dan libertad indicando sólo algunas reglas mínimas. En el caso del IONIQ 5 posiblemente no esté homologado en algunos lugares, aunque a la vista de su potencial no deberían tardar en añadirlo.

En Alemania ya están ofreciendo este modelo con el kit para poder trabajar como taxista. La empresa Oldenburg ha instalado un taxímetro o un odómetro en una consola que se monta debajo del panel de control del aire acondicionado. En caso de necesitar una radio de comunicación con la central, la empresa ofrece la instalación de una en un compartimiento de almacenamiento en el espacio para los pies delantero.

Esta adaptación también incluye la instalación de un letrero en el techo, así como un interruptor de luz interior central y una alarma de taxi. Un pack que tiene un precio de hasta 2.150 euros (sin IVA) con el que el IONIQ 5 podrá trabajar sin problemas.

IONIQ 5 como taxi. ¿Buena elección?

Como recordamos, el modelo coreano es una especie de SUV con un cuerpo de 4.63 metros de largo y espacio para cinco ocupantes. Gracias a esta configuración la posición de los ocupantes es elevada y cómoda, permitiendo una entrada y salida fácil. Algo fundamental para muchos compradores.

La zona de carga está dividida en dos partes, con un maletero trasero de hasta 531 litros y una amplia apertura, que facilita la entrada de maletas. Por su parte en la zona delantera cuenta con un pequeño espacio de 57 litros en la versión de dos ruedas motrices, 24 en las de tracción total, donde poder guardar algunos objetos en caso de ser necesario.

El IONIQ 5 cuenta con dos capacidades de batería (58 kWh o 72,6 kWh) y dos configuraciones mecánicas (tracción trasera o tracción total). Esto da como resultado cuatro versiones: Standard Range 2WD (58 kWh, tracción trasera), Standard Range 4WD (58 kWh, tracción total), Long Range 2WD (72,6 kWh, tracción trasera) y Long Range 4WD (72,6 kWh, tracción total).

Pero este año el modelo coreano recibirá una pequeña pero importante actualización de la batería de mayor capacidad, que llegará a los 77,4 kWh útiles, lo que debería permitirle superar los 500 km de autonomía homologada. Una batería refrigerada por líquido que nos asegura una vida útil a priori bastante larga.

La recarga es otro de los puntos fuertes de esta alternativa. Algo fundamental para los taxistas. El empleo de la plataforma E-GMP también permite al Hyundai IONIQ 5 cargar a 400 V y a 800 V de serie. Gracias a su cargador de 350 kW en corriente continua, puede pasar del 10% al 80% de carga en apenas 18 minutos, mientras que para recuperar 100 km WLTP de autonomía apenas necesita 5 minutos. Algo que nos indica que cuenta con una curva de carga excelente.

En cuanto al peliagudo tema económico, aquí es donde cada uno deberá sacar lápiz y papel y hacer las cuentas. El IONIQ 5 antes de ayudas, promociones o desgravación de IVA, arranca en su versión de mayor autonomía y tracción trasera en los 47.820 euros.

A estos los interesados podrán restar los hasta 8.700 euros que ofrece al taxi el Plan MOVES III, además del tema del IVA. Algo que deja la cifra final en torno a los 29.000 euros netos. Una cifra lejos de los modelos más asequibles, pero que a cambio el cliente podrá acceder a una opción eficiente, capaz de acceder sin problemas a actuales y futuras zonas de bajas emisiones, y con un coste operativo muy bajo.

Compártelo: