Este Mercedes híbrido enchufable vale 15.000 euros, y cambiar su batería más de 18.000 euros

Un cliente del Reino Unido se ha llevado una desagradable noticia cuando después de unos años conduciendo su Mercedes Clase E híbrido enchufable de segunda mano, su batería ha fallado. Pero mayor ha sido la sorpresa al conocer el astronómico precio de su sustitución.

Ranjit Singh es el protagonista de la historia. Un consumidor fan de la marca Mercedes que se compró un Mercedes-Benz E 300 híbrido enchufable del 2014 en el mercado de ocasión con casi 80.000 km y por 32.000 euros, todo pensando que sería la mejor opción para conducir un modelo de la marca de la estrella, y además hacerlo reduciendo las emisiones contaminantes de sus desplazamientos diarios.

Un modelo que como recordamos contaba en su momento con una pequeña batería de 6.4 kWh, suficiente para lograr 33 km de autonomía eléctrica según el vetusto ciclo NEDC de la época.

El problema es que después de un tiempo al volante de este modelo, la batería ha dado un aviso de fallo que ha sido revisado por su concesionario Mercedes, que le ha dado la mala noticia. La batería había muerto y había que cambiarla.

Si ya es raro que una batería deje de funcionar después de solo ocho años y menos de 100.000 km de uso parcial, si es normal que pierda capacidad, más extraño y chocante ha sido la respuesta de su concesionario con el presupuesto para la reparación.

Y es que un coche que según el propietario tiene un valor residual de 15.000 euros en el mercado de ocasión, se enfrentaba a una reparación que ascendía a 18.000 euros, y eso sin contar con la mano de obra, que en este taller ascienden a 239 euros la hora. Una inversión que esta persona jubilada tendrá difícil afrontar según comenta su hijo.

Ahora el propietario está en el dilema de si achatarrar su coche de apenas 8 años en buen estado general, exceptuando la batería, y comprar otro modelo, o afrontar esta astronómica factura. Un problema que el propio dueño indica ha visto que cada vez más gente sufre tal como se está viendo en los foros de usuarios, y que supondrá que estos clientes tengan que enfrentarse a la misma situación que este usuario.

Un decepcionado propietario que indica que de saber que era posible que se tuviesen que enfrentar a este gasto, no habrían realizado la compra. Una información que indica, no es fácil encontrar.

Algo a lo que Mercedes ha respondido con que la información está disponible en la red, y se informa a los clientes sobre el certificado de la batería en el momento de la compra.

Compártelo: