El fallo en la bomba de calor de los Tesla desemboca en una llamada a revisión en Canadá y EEUU

Desde principios de año llevamos informando del fallo en la bomba de calor de los Tesla canadienses que, en condiciones de frío extremo, dejaban de funcionar. Más adelante se reportaron fallos también en los Tesla con calefacción por resistencias.

Lo cierto es que las reclamaciones no fueron solo en Canadá, sino que en Estados Unidos también se presentaron quejas a la Administración Nacional de Seguridad en el Tráfico de Carretera (NHTSA). Precisamente en Estados Unidos creen haber llegado al fondo del problema y Tesla está llamando a revisión a los 26.681 vehículos que incorporan bomba de calor.

Un fallo que afecta a todos los modelos de Tesla

Información del fallo en el aire acondicionado de Tesla

Los modelos afectados son Model 3, Model S y Model X de los años 2021 y 2022, y algunos Model Y de los años 2020 al 2022. Según la documentación de NHTSA un error de software puede causar que una válvula de la bomba de calor se abra sin querer y atrape refrigerante dentro del evaporador, lo que reduce el rendimiento de descongelación. El resultado es una pérdida de calor en el habitáculo, especialmente con temperaturas de -10ºC y la imposibilidad de desempañar las luna del coche.

Al tratarse de un problema de software la solución pasa por una actualización OTA con la versión 2021.44.30.7, que incluye un comando que evita que la válvula se cierre con lo que previene que entre refrigerante en el evaporador. Tesla informa que el fallo afecta sólo al 1% de los coches con bomba de calor.

Mientras, en Canadá, la agencia análoga a la NHTSA, Transport Canada anunciará en breve una llamada a revisión que afectará a 2.084 coches. Con esta llamada a revisión no finalizan las investigaciones. Algunos propietarios se quejan de que con la última versión del software el problema persiste y a ellos se han unido también los propietarios de Tesla más antiguos con calefacción por resistencias y similares problemas.

Compártelo: