Rolls-Royce asegura que los primeros aviones eléctricos comerciales arrancarán entre 2025 y 2027

La electrificación de los aviones es uno de los grandes retos de la industria. Un camino difícil que se enfrenta a retos tecnológicos, regulatorios y de confianza, que para una de las empresa más relevantes del sector como Rolls-Royce, tendrá su inicio entre 2025 y 2027.

Según Rob Watson, presidente de Rolls-Royce Holdings plc, nada que ver con la división de coches, sus primeros aviones eléctricos contarán con una potencia de unos 600 kW, capacidad para entre 8 y 18 ocupantes, que podrán desplazarse a una distancia de unos 150 km por trayecto. Un primer modelo que podrá comenzar sus vuelos en 2025.

Posteriormente la evolución de la tecnología de baterías, así como el desarrollo de toda la electrónica y los sistemas de seguridad, permitirá elevar la autonomía hasta los 400 km en torno a 2030.

Según el Sr Watson: “Confiamos en la tecnología. Ahora necesitamos escalarlo para que pueda tener una influencia económica significativa. Creo que ahí es donde se verá la movilidad aérea urbana y la movilidad aérea regional con aviones con hasta 18 asientos, convirtiéndose en una posibilidad real en los próximos tres a cinco años”.

El sistema de propulsión eléctrica de Rolls-Royce se podrá utilizar tanto para despegue y aterrizaje vertical eléctrico (eVTOL) como para aviones de vuelos regionales. Uno de sus clientes, Vertical Aerospace Group, ya recibió pedidos de American Airlines, Virgin Atlantic Airways. Clientes que buscan explorar las posibilidades que ofrecen prototipos como el mostrado por la propia Rolls-Royce, el VA-X4.  Un modelo de cuatro plazas que puede volar a una velocidad de hasta 321 km/h, lograr una autonomía de más de 160 km, y además despegar y aterrizar desde prácticamente cualquier lugar habilitado.

Desde la compañía británica han añadido un poco de realidad a un sector que indican, tendrá difícil su electrificación cuando hablamos de vuelos de larga distancia con cientos de ocupantes.

Si desea desplazar a cientos de personas a miles de kilómetros, que es el mercado de pasillo único, una batería nunca lo hará porque estará limitada por la densidad energética y el peso. En este caso el camino serán los combustibles bajos en emisiones (SAF) y luego el hidrógeno».

Pero para Rolls-Royce, en los vuelos regionales, y donde el tren no sea una alternativa, los aviones eléctricos pueden jugar un papel importante a la hora de descarbonizar el sector aéreo, incluso ya con la tecnología actual.

Algo que como vemos, no necesitará décadas para ser una realidad y entre 2025 y 2027 veremos el despegue de este sector.

Compártelo: