Shell comienza a suministrar combustible de aviación sostenible (SAF) en Singapur

Dado que la aviación es muy difícil de electrificar y descarbonizar, en el camino hay que emplear soluciones como el combustible de aviación sostenible o SAF, que actualmente puede utilizarse mezclado con queroseno hasta el 50%. Su uso es residual, un 0,1% del uso mundial de combustible para aviones, pero se van dando tímidos pasos hacia delante.

A partir de ahora, Shell es el primer suministrador de SAF en el aeropuerto de Changi, en Singapur. La primera mezcla se ha realizado en Europa, pero acabarán haciéndolo en las instalaciones anexas al aeropuerto con una cadena logística asiática. Resulta clave para reducir las emisiones que el SAF se produzca cerca de donde se venda. Los primeros clientes del SAF de Shell han sido SIA Engineering Company y el ejército del aire de Singapur.

Shell ha realizado este anuncio en el marco de la feria de aviación de Singapur, que es la más influyente de toda Asia -pese a la gran caída de asistentes- y se celebra cada dos años en el mismo aeropuerto de Changi. La compañía holandesa aspira a que el 10% de sus ventas de combustible para aviación sea SAF en 2030 y que en ese año las emisiones sean la mitad que en 2016.

El origen del SAF en este caso es de desperdicios y materias primas sostenibles, y lo produce la empresa Neste, con la que Shell trabaja desde 2020. Según la compañía energética, la reducción de emisiones durante el ciclo de vida del SAF es del 80%. El objetivo de producción de Shell para 2025 es de 2 millones de toneladas anuales, y solo en Singapur podrán producir 550.000 toneladas de combustibles bajos en carbono, incluyendo SAF.

Si tenemos en cuenta los datos de 2019, que es el último año de normalidad en el sector aéreo, el aeropuerto de Changi ostentó el puesto 18 en volumen de pasajeros a nivel mundial, trasladando a más de 68 millones de personas. Shell no ha dicho qué cantidad de SAF espera suministrar en ese aeropuerto, de momento.

Aunque se ha empleado SAF en más de 250.000 vuelos desde 2008, lo cierto es que el primer vuelo regular con pasajeros empleando SAF se realizó en diciembre por United Airlines en un trayecto doméstico de Estados Unidos. Aunque la IATA no permite mezclas de más del 50%, empresas como Rolls-Royce PLC y Boeing han demostrado que un reactor puede usar SAF puro o queroseno sin diferencias de operatividad.

Compártelo: